Sevilla

Ninguna empresa se presenta al concurso para los parkings de Zoido

  • Urbanismo abre un periodo de negociación con constructoras y alega que el problema es la dificultad de éstas para lograr créditos

Comentarios 20

El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, aseguró hace más de un año que había empresas interesadas en la construcción del plan de aparcamientos diseñados por el nuevo gobierno local, pero el plazo de licitación de los dos primeros se ha cerrado sin que ninguna constructora haya presentado oferta alguna para adjudicarse las obras.

Por ello, el Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo, ha iniciado ahora un periodo de negociación con empresas que en su día mostraron interés por construir y explotar los aparcamientos públicos subterráneos previstos en la Avenida del Cid y la Plaza San Martín de Porres. El objetivo es hallar una fórmula alternativa que permita hacer viables estas infraestructuras, quizás las más importantes previstas en el mandato de Zoido.

Fuentes municipales explicaron ayer que ha habido una "escasa" concurrencia en la primera fase de licitación, probablemente debido a las "fuertes exigencias" del sector financiero a la hora de acceder a la concesión de créditos para la financiación de este tipo de proyectos y las "firmes condiciones de solvencia técnica y financiera" fijadas en el pliego de condiciones para evitar una "crisis anticipada de la concesión". No obstante, el Ayuntamiento asegura que varios operadores que gestionan aparcamientos públicos actualmente en funcionamiento en la ciudad han mostrado su interés por dar viabilidad a estas actuaciones dentro del marco de negociación que ofrece la legislación de contratos del sector público, ante la ausencia de licitadores en el procedimiento abierto.

En este sentido, el Ayuntamiento asegura que ha pretendido garantizar con esta medida la "ejecución real del proyecto, frente a situaciones tan lamentables como las producidas con el anterior gobierno local", en el que se produjo un proceso "fallido" de construcción de una serie de aparcamientos públicos que acarreó "nefastas consecuencias, en especial para los afectados, y para la opinión pública en general". Asimismo, insiste en que ha podido influir negativamente en la concurrencia de licitadores las "especiales y ventajosas" condiciones fijadas en los pliegos, con respecto al porcentaje de plazas destinadas a residentes, beneficiando "sustancialmente" determinados abonos destinados a residentes, si bien, el Consistorio ha tratado de beneficiar "en todo momento" a este colectivo en los criterios de adjudicación.

Mientras la oposición, ante el temor de irregularidades, advierte que fiscalizará el proceso, Urbanismo reitera que ha sido consciente "en todo momento" de la "dificultad que entrañaba encontrar licitadores solventes en la situación económico-financiera actual" y ha contemplado esta posibilidad. De hecho, ello trató de evitarse con medidas tales como la realización de un estudio previo de demanda para reducir el número de posibles ubicaciones a las cuatro "mejores alternativas", la convocatoria de concurso público únicamente para dos de estas construcciones, a fin de evitar la "saturación" de la oferta, el otorgamiento de facilidades a las condiciones de la concesión, como un importe de canon fijo para los aparcamientos "prácticamente simbólico", la no obligación de establecer accesos diferentes según se tratara de plazas para residentes o en rotación y la existencia de un "elevado número de plazas que hiciera más atrayente la iniciativa".

Un estudio esgrimido el año pasado por el gobierno municipal apuntaba que la demanda para aparcar en Triana es un 113% superior a la de las plazas posibles. El de San Martín de Porres es sólo uno de los tres previstos por Zoido, y el primero que se acometería junto al de El Cid.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios