Sevilla

La estación de Cristo de Burgos irá en medio de la plaza para salvar los ficus

  • El pozo de 32 metros de diámetro obligará a demoler la parte central del espacio público · El mayor reto arqueológico será salvar los restos de la antigua Fábrica de Tabacos de Sevilla, del siglo XVII

Comentarios 34

La estación del Metro en la plaza Cristo de Burgos -la segunda del centro histórico-, en cuyo proyecto constructivo ya están trabajando los técnicos de la Junta y de las empresas contratadas, irá justo en medio de la plaza para salvar los ficus milenarios de ambos extremos, según datos del anteproyecto confirmados ayer por Ferrocarriles Andaluces. La opción elegida es la situada más al sur de la plaza, a unos 50 metros de distancia de la calzada, con el objetivo de reducir al mínimo las afecciones al tráfico y a las canalizaciones y servicios. Los técnicos la ven "factible" aunque admiten "cierta dificultad" para insertarla en esta zona histórica con importantes restos arqueológicos del siglo XVII.

La primera alternativa, situarla en la confluencia de las calles Imagen y Almirante Apodaca, se descarta para siempre porque acabaría con dos de los gigantescos ficus más cercanos a la iglesia de San Pedro y por las dificultades de tráfico que generaría en una de las arterias principales de acceso al centro. Esta localización más al norte tan sólo tendría ventajas en su mejor trazado y mejor situación ferroviaria para la estación, frente a sus "desventajas urbanas" citadas.

Abrir un pozo de 32 metros de diámetro y 50 de profundidad en el centro de la plaza Cristo de Burgos (ver infografía) implica demoler la superficie afectada de este enclave remodelado por completo hace unos años, primero con un diseño del PA y luego con uno del PSOE. Ferrocarriles Andaluces, el ente de la Junta que gestiona el Metro, admite que la mitad de la plaza se echaría abajo y las constructoras estarían obligadas a reponer su fisonomía tal como estaba antes de la obra y con nuevos materiales.

El pozo de ataque de la estación no puede ser inferior a los 32 metros de ancho. Su dimensión viene forzada por los seis ascensores y escaleras mecánicas que debe acoger para evacuar viajeros en el menor tiempo posible, además de rejillas de ventilación. Una vez acabado el pozo, la estación se excavará en mina (manualmente) de forma rectangular.

Salvar los restos arqueológicos es el mayor reto que debe superar la obra del pozo en la plaza de San Pedro, cuya importancia se compara -en el anteproyecto de la línea 2- con los de la Encarnación por su posible origen altoimperial romano. Bajo la urbanización actual yacen los restos de la antigua Fábrica de Tabacos de Sevilla, del siglo XVII, la primera de España que precedió a la que luego fue inmortalizada por la Carmen de Merimée (la actual sede de la Universidad de Sevilla). También hay vestigios de cuarteles militares levantados a finales del siglo XVIII sobre la fábrica.

El trazado entre las dos estaciones elegidas en el centro histórica (Duque y Cristo de Burgos) será un túnel único construido con tuneladora a 50 metros de profundidad, para evitar al máximo las afecciones a los monumentos y edificios bajo los que pasa. El túnel avanza en una curva pronunciada desde el Duque y avanza bajo los edificios de la acera de La Campana y bajo los parasoles de la Encarnación hasta alcanzar la Plaza de Cristo de Burgos. Los técnicos rechazan definitivamente la alternativa que en su día se barajó de construir dos túneles paralelos en vertical.

Según la memoria del anteproyecto de la línea 2, la obra arranca con una fase arqueológica. La plaza se cerrará al tráfico y sólo se permitirá el acceso a residentes a los cuatro aparcamientos subterráneos. Los árboles de gran porte quedan a salvo de la obra, pero no así las otras especies hay en el centro de la plaza. La obra por el centro se antoja muy lejana y es seguro que no funcionará antes de 2017. Carece de plazos y de presupuesto. Las administraciones han dado prioridad en las tres líneas que quedan a los tramos de los barrios más poblados: Sevilla Este (línea 2), Pino Montano y Macarena (línea 3 )y Hospital Macarena-ronda Tamarguillo en la línea 4.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios