Universidad

¿Se pueden lograr 26 matrículas de honor en Derecho?

  • La sevillana Pilar Ronda consigue el primer premio que concede el Gobierno por su currículo universitario

Pilar Ronda, la sevillana que ha logrado el primer premio de Derecho que otorga el Ministerio de Educación. Pilar Ronda, la sevillana que ha logrado el primer premio de Derecho que otorga el Ministerio de Educación.

Pilar Ronda, la sevillana que ha logrado el primer premio de Derecho que otorga el Ministerio de Educación. / D. S.

La sevillana Pilar Ronda tiene tantas matrículas de honor en Derecho como años: 26. Describir su currículo es definir a la perfección la excelencia académica de una joven que desde edad bien temprana sabía que quería ser letrada. No en vano, a los 16 años comenzó a acudir como público a los juicios

Estudió en el Colegio Santa Ana, en Los Remedios. Al terminar cuarto de la ESO recibió el primer reconocimiento: un premio del Ayuntamiento de Sevilla al mejor expediente. Galardón que le entregó el entonces alcalde Alfredo Sánchez Monteseirín. Sería el inicio de un largo camino de distinciones por la constancia en su formación. 

Acabó su grado en Derecho en 2015, estudio superior que cursó en la Universidad de Sevilla, de la que recuerda la atención prestada por todos los profesores. Logró 26 matrículas de honor, ocho sobresalientes y dos notables. Una trayectoria que le valieron los premios que conceden cada año instituciones como la Real Maestranza de Caballería, el Ayuntamiento de Sevilla y la propia Hispalense. 

El que le ha entregado el Ministerio de Educación y Formación Profesional lo tendría que haber recibido en 2015, cuando acabó la titulación, pero los recortes establecidos entonces por la crisis -el galardón está dotado con 3.300 euros- han retrasado dicho acto a este miércoles. 

Pilar Ronda ha sido distinguida con uno de los 12 reconocimientos del bloque de Ciencias Sociales y Jurídicas. Para esta elección, no sólo se tienen en cuenta las calificaciones, sino también la ampliación de conocimientos que la joven ha adquirido en cursos como los que oferta en verano la Universidad Menéndez Pelayo, de Santander, o los del propio Colegio de Abogados de Sevilla.  

PIlar Ronda con el diploma que acredita el premio recibido. PIlar Ronda con el diploma que acredita el premio recibido.

PIlar Ronda con el diploma que acredita el premio recibido. / D. S.

Esta joven nunca estuvo de Erasmus. "Siempre quise empaparme de las leyes españolas", refiere. La mayor estancia en el extranjero fue en la India, cuando pasó un mes en un orfanato tutelado por la Fundación Juan Bonal, del Colegio Santa Ana, donde cursó las enseñanzas obligatorias. 

Cuando en 2015 acabó la carrera comenzó el máster de acceso a la abogacía, que concluye con el examen de Estado, prueba que permite la colegiación y ejercer como letrado. Su formación no acaba ahí. Desde 2017 lleva preparándose las oposiciones para abogado de Estado, que cuentan con 500 temas y para las que este año sólo se han convocado 24 plazas

Todo este tiempo ha tenido el apoyo de su familia, especialmente el de su madre, "que desde que era pequeña ha estado encima mía". Afirma haber sido "una chica normal". "Durante la carrera compaginaba los estudios con los viajes con mis amigas. Pero, ahora, con las oposiciones, dispongo de mucho menos tiempo de ocio. Sólo tengo los sábados libres. Los domingos son para mí como un lunes", asevera. 

Un largo camino en el que, al menos, ha recibido un nuevo impulso con la concesión del premio estatal, que reconoce su empeño, constancia y, sobre todo, su excelencia

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios