Sevilla

La instrucción del asesinato de Laura Cerna entra en su recta final

  • El juez convoca este martes la denominada audiencia preliminar que prevé la ley del jurado, a la que asistirá Antonio Gordillo Sala, el presunto asesino de la profesora

El juez de Instrucción número 18 de Sevilla ha convocado para el próximo martes la denominada audiencia preliminar del jurado por el asesinato de la profesora norteamericana Laura Cerna Baird, que fue descuartizada y su cadáver arrojado al río en una maleta el 30 de agosto de 2010.

La audiencia preliminar del jurado, a la que asistirá el presunto asesino, Antonio Gordillo Sala, es el último paso de la instrucción del caso antes de su remisión a la oficina del jurado para su enjuiciamiento y en el transcurso de la comparecencia las partes podrían proponer la práctica de algunas pruebas e incluso la declaración del imputado, que permanece en prisión por estos hechos.

La Fiscalía de Sevilla ha solicitado una condena de 25 años de prisión para Antonio Gordillo, al que imputa únicamente un delito de asesinato, mientras que la familia de Laura Cerna, que ejerce la acusación particular, eleva la petición de condena hasta los 30 años e incluye, junto al asesinato, delitos de agresión sexual y de profanación de cadáveres.

El caso se ha tramitado de acuerdo con la ley del jurado, a pesar de que este caso desde el punto de vista de la calificación jurídica guarda similitudes con el asesinato de Marta del Castillo, donde a pesar de que el juez instructor y la Audiencia determinaron en su día que debía ser enjuiciado por un jurado popular, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) confirmó la decisión de otro magistrado que consideró que debía ser un tribunal profesional el encargado de celebrar el juicio.

La decisión se enmarca en los acuerdos del Tribunal Supremo respecto al enjuiciamiento de delitos conexos cuando algunos son competencia del jurado y otros no, y en los que habría que determinar el objetivo principal del imputado para determinar la competencia del enjuiciamiento. En el caso de Marta del Castillo, el TSJA consideró, al igual que el magistrado de la Audiencia de Sevilla Javier González -al que había correspondido presidir el jurado- que el objetivo principal que buscaba Miguel Carcaño era la violación de Marta y que su crimen se cometió precisamente para ocultar ese delito.

En el caso de Laura Cerna, la familia ha incluido el delito de agresión sexual, que se habría cometido con carácter previo al asesinato y a su posterior descuartizamiento, con lo que la cuestión que se vuelve a plantear aquí no es otra que si el asesinato de la profesora se produjo para ocultar la agresión sexual previa que le imputa la acusación particular.

De momento, ni los abogados de la acusación particular, ni el fiscal ni la defensa han planteado la posibilidad de cambiar el procedimiento para enjuiciar a Antonio Gordillo Sala.

El escrito de la Fiscalía relata que en la madrugada del 30 de agosto de 2010 el presunto asesino, Antonio Gordillo, y Laura Cerna coincidieron en un bar de la avenida de Felipe II y después se dirigieron a su domicilio, en la Plaza Alcalde Horacio Hermoso del Tiro de Línea. En el domicilio tomaron unas copas y se produjo una discusión entre ambos, por causas que el fiscal dice que se desconocen, y a continuación Antonio Gordillo propinó fuertes golpes a Laura Cerna y tres cuchilladas cuando la víctima se hallaba "posiblemente inconsciente" a causa de esos golpes. Después arrastró el cuerpo hasta la bañera, la descuartizó y se deshizo del cadáver arrojándolo al río Guadalquivir, cerca de una discoteca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios