Iniciativa ciudadana

El jardín liberado

  • Una plataforma ciudadana recupera un solar en los alrededores de la calle Feria cerrado al público desde hace más de 20 años y lo convierte en una zona verde.

Comentarios 10

Entre los portales 50 y 54 de la calle González Cuadrado se esconde un jardín olvidado. Una puerta de metal repleta de grafitis bloquea la entrada e impide ver los árboles frutales de su interior. El pasado 28 de febrero, un grupo de arquitectos, poetas, artistas y filósofos entraron en este jardín, cerca del Mercado de Feria, con la intención de adecentarlo y recuperarlo para su uso público.

Se trata de la primera acción de la empresa emprendida por este colectivo de sevillanos que pretende "liberar" espacios públicos de la ciudad que, "incomprensiblemente, permanecen cerrados" a los vecinos: "Frente a una concepción del suelo público como un espacio destinado a la especulación o al uso lucrativo, bien para la construcción de nuevas viviendas o su cesión a empresas privadas, nuestra intención es liberar espacios que, por su naturaleza legal, pertenecen a todos los sevillanos", apunta Jaime Gastalver, uno de los miembros de este grupo. "Ganarlos para el silencio y la contemplación". Realizar una especie de "acupuntura urbana que devuelva a la ciudad la posibilidad de ser un sitio donde se vive, no sólo donde se consume", aclara Gastalver.

Tras pasar la puerta de metal, se abre un pasillo de arena y pequeñas plantas flanqueado por dos edificios de tres plantas cada uno. Se trata en realidad de una calle cerrada desde hace más de 20 años, según Gastalver, y al final de la misma, tras una segunda cancela, se abre el jardín.

Durante 14 años, un vecino de la calle González Cuadrado ha plantado, cuidado y podado de motu proprio las más de 15 especies de árboles y plantas de este espacio hasta convertirlo en un "auténtico tercer paisaje", que es el nombre que utilizan los urbanistas para denominar a aquella "naturaleza que crece en las ciudades a pesar de la política depredadora de las especulaciones inmobilarias", según apuntan desde la plataforma.

Desde el pasado día 28, cada sábado se reúne en este espacio este grupo de personas con sus hijos y realizan jornadas de ajedrez, fotografía, recitales de poesía y muestras de flores comestibles, entre otras actividades. Los miembros de la plataforma, junto con los vecinos de la zona, aprovechan los fines de semana para trabajar en el jardín y arreglar sus deficiencias, sobre todo, las relacionadas con la seguridad del espacio. El objetivo de esta plataforma es abrirlo al público este sábado, 28 de marzo. E incluso, según Jaime Gastalver, un colegio de Educación Primaria ya se ha puesto en contacto con el colectivo para desarrollar una actividad educativa en este "jardín chico", nombre con el que han bautizado el espacio.

Gastalver explica que se trata de un terreno del Ayuntamiento de Sevilla cedido a la Junta de Andalucía. Asimismo, en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) aparece como suelo urbanizable, según la plataforma ciudadana. Ésta solicitará a la Administración Pública su recalificación, para que en lugar de viviendas su uso sea como zona verde.

Pese a la ocupación de este espacio cerrado, ni la Junta ni el Consistorio se han pronunciado aún al respecto. "Nadie debería enfadarse. Se trata de un jardín olvidado y cerrado desde hace 25 años", indica Jaime Gastalver, miembro de la plataforma. "Sólo queremos recuperar un espacio abandonado para uso público, un jardín para la contemplación, algo que en Sevilla escasea". El colectivo pretende sumar más espacios a su causa, otros solares abandonados y, en muchos casos, usados como escombreras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios