Universidad

Los jóvenes pro Gaza desalojados de la US exigen la dimisión del rector: "Ha traspasado las líneas rojas de la represión"

Desalojo de manifestantes del rectorado de la US

"¡Rector, dimisión!". Es una de las consignas que más se escuchan este martes delante del acceso principal del Rectorado. La proclama en forma de exigencia viene de parte del medio centenar de jóvenes que se manifiestan a favor de Palestina y contra la guerra en la Franja de Gaza. Muchos de ellos fueron desalojados la noche del lunes de las facultades de Filología y Geografía e Historia que acoge el edificio principal de la Universidad de Sevilla (US). Denuncian la intervención policial, que consideran "desproporcionada" frente a la ocupación "pacífica" que habían realizado horas antes de estas instalaciones. 

La protesta está convocada por el colectivo Palestinus. Tiene lugar a las 12:00 en la puerta principal de la verja del Rectorado, completamente cerrada. Tampoco se permite el acceso por las facultades antes citadas. Dos furgones de la Policía Nacional vigilan la zona en cada extremo de la calle San Fernando, por donde circula el tranvía a baja velocidad para evitar el atropello de los jóvenes. 

Con megáfonos y banderas palestinas, los manifestantes repiten las consignas propias de estas citas, las cuales se vienen repitiendo desde hace 20 días. "¡Qué viva la lucha del pueblo palestino!" es una de las que más que se escuchan. 

Un comunicado de denuncia

El acto comienza con la lectura de un comunicado por parte de miembros de Palestinus. En él se echa la mirada atrás y se recuerda las luchas contra el régimen franquista desde los años 60 en el ámbito universitario. Se defiende la enseñanza superior como espacio de libertad y contra la represión, de ahí que se critique la actitud del equipo de gobierno de la US contra los jóvenes que se oponen a la guerra en Gaza. 

"Estamos observando que algunos gobiernos universitarios, no sólo no están a la altura de los gravísimos crímenes que se están cometiendo, sino que muestran una deriva autoritaria y antidemocrática muy preocupantes", advierten en dicho escrito, en el que alertan de que "se prohíben conferencias y asambleas, se dan órdenes de quitar carteles de tablones de anuncios o se prohíbe el reparto de folletos o escritos en nuestros campus y ya, lo último, se permite a las fuerzas de seguridad del Estado entrar en los campus y reprimir violentamente los actos pacíficos de protesta". 

Las últimas líneas aluden a lo ocurrido la noche del lunes en el Rectorado, cuando los jóvenes que se habían encerrado en las facultades antes mencionadas fueron desalojados por la Policía Nacional. Unos hechos que, para Palestinus, tienen un culpable. "Todo esto, desgraciadamente, está aconteciendo en el año 2024 en la Universidad de Sevilla, siendo su rector, Miguel Ángel Castro, el responsable máximo de esta vergüenza", afirman los estudiantes. 

Por tal motivo, Palestinus pide "su dimisión como rector por haber traspasado todas las líneas rojas del autoritarismo y la represión, lo que ha avergonzado a la comunidad universitaria ante el mundo". "La excelencia universitaria pasa por defender valores democráticos, de paz y solidaridad con los pueblos y no por criminalizar y reprimir violentamente a sus estudiantes", añaden. 

Una concejal en la protesta

Entre los asistentes a la protesta (participada por no más de 50 personas) se encuentran universitarios y profesores. Entre ellos está presente la portavoz municipal de la coalición Podemos-IU, Susana Hornillo, quien en la red social X ha condenado que "los estudiantes han pedido reiteradamente reunirse con el rector de la US y ésta ha sido su respuesta: el nivel de violencia es intolerable y no representa los valores de nuestra universidad. Exigimos que se asuman responsabilidades". Dicho texto viene acompañado de un vídeo colgado la noche anterior por el colectivo Palestinus en el que se observa a varios agentes policiales procediendo al desalojo de quienes habían ocupado parte del Rectorado. 

Tampoco escapa entre los presentes el hecho de que el desalojo y el desmantelamiento de la acampada tenga lugar dos días antes de que al que fuera presidente del Gobierno de España, Felipe González, vaya a ser reconocido como Alumni de Honor  de la Hispalense, acto que tendrá lugar en este edificio el próximo jueves. 

El fin de la acampada

Uno de los estudiantes que participaron en la ocupación de las facultades de Geografía e Historia y Filología es Alejandro Oviedo, joven que lamenta que la universidad haya dejado de ser un espacio de libre opinión y reivindicación social. Asegura que tras el desalojo policial, se trasladaron a la Plaza Nueva, donde celebraron una asamblea. Después acudieron de nuevo al Rectorado. Allí comprobaron cómo "una empresa de mudanza" trasladaba las pertenencias que tenían en la acampada. Piensan denunciar tales hechos, pues nadie les ha informado de dónde han ido a parar sus objetos. 

Todo indica que las protestas continuarán los próximos días. Mientras, las consignas suben de tono contra Miguel Ángel Castro. "¡Fuera policía, de la universidad!". "¡Fuera el rector, por fascista y dictador!". "¡No más represión a los estudiantes!". Proclamas vitoreadas ante un Rectorado cerrado en el que, desde fuera, nada hace notar que es época de exámenes. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios