Sevilla

El rector de la US defiende el desalojo del encierro pro Gaza: "En la universidad nadie es más que nadie"

La Policía Nacional desaloja a los jóvenes que habían ocupado las facultades de Geografía e Historia y Filología.

La Policía Nacional desaloja a los jóvenes que habían ocupado las facultades de Geografía e Historia y Filología. / Juan Carlos Muñoz

La Universidad de Sevilla (US) ha vuelto a ser escenario de un desalojo policial. Las imágenes contempladas en la tarde-noche de este lunes recuerdan a las que ya se vieron hace 20 años cuando se ocuparon dependencias del Rectorado por parte de jóvenes contrarios a la reforma universitaria del Gobierno de Aznar. En esta ocasión, y sin llegar a los destrozos de aquel entonces, ha sido la Policía Nacional la que ha procedido a expulsar de la Facultad de Filología a quienes horas antes se habían atrincherado en ella en protesta por la guerra de Gaza. Tras esta actuación, solicitada por el equipo directivo de la Hispalense, el rector de la institución académica, Miguel Ángel Castro, ha publicado este martes un comunicado en el que defiende dicha actuación y afirma que "nunca permitiremos que individuos aislados marquen nuestro rumbo".

Castro explica lo ocurrido en las instalaciones de la US desde hace 15 días: "En las últimas semanas, nuestra universidad ha sufrido en el entorno del edificio central, donde se hallan el Rectorado y nuestro Campus de Humanidades, la ocupación de nuestros espacios por parte de un conjunto de personas que han ido progresivamente deteriorándolos y han limitado el libre movimiento y desarrollo de las actividades de esta institución pública de educación superior".

El rector aclara que por parte de la Hispalense se han intentado "vías de negociación y de comunicación con los ocupantes". "Todos los intentos de reconducir su inaceptable actitud han sido infructuosos, sin que haya podido apreciarse voluntad alguna de diálogo por parte de los miembros de ese colectivo, que incluso en reiteradas ocasiones ha rechazado identificarse ante los representantes de la universidad", afirma el máximo representante de la US. 

Los exámenes finales

Las actuaciones de estos individuos -refiere Castro- han ido incrementando su "hostilidad y agresividad" en las últimas fechas, lo que ha provocado que crezca la indignación de la comunidad universitaria y que aumenten las dificultades para el desarrollo de las actividades académicas, especialmente en unas fechas que coinciden con los exámenes finales. De hecho, los últimos días un buen número de universitarios han publicado en redes sociales vídeos en los que se observa a estos manifestantes, megáfono en mano, vociferando proclamas por los pasillos de la facultades de Geografía e Historia y de Filología en horario lectivo, cuando se realizan tales pruebas. 

La situación llegó al extremo este lunes, cuando, según recuerda el rector, varias de estas personas "asaltaron" el decanato de la Facultad de Filología, ocuparon sus dependencias montando barricadas con diverso material del mobiliario de la US y hasta "agredieron" a un trabajador.

La petición al Gobierno

"Ante la gravedad de los acontecimientos, el preocupante avance de la hostilidad, y la responsabilidad ineludible de mantener el desarrollo de las actividades académicas programadas, así como la de defender los derechos de nuestra plantilla y el patrimonio público, cuya salvaguarda nos corresponde garantizar, como rector, he solicitado a la Delegación del Gobierno de España:

  1. Que se proceda a la identificación y al desalojo de estas personas, que han invadido espacios reservados donde desarrollan su actividad servidores públicos y cargos académicos de esta Universidad.
  2. Que se proceda al desalojo para el posterior desmantelamiento de la acampada establecida en el jardín ubicado en la lonja de este edificio, el cual tiene la catalogación de bien de interés cultural especialmente protegido".

Tal petición tuvo efecto durante la noche del pasado lunes, cuando los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado procedieron al desalojo de dichos ocupantes, actuación muy criticada por el colectivo Palestinus, impulsor de dichas protestas. 

"Es necesario pedir disculpas a toda la comunidad universitaria que ha resistido con educación académica y con lealtad institucional toda esta situación. Asimismo, solicitamos la máxima colaboración para las necesarias actuaciones que deberemos realizar en el futuro", señala Castro.

"Individuos aislados"

El rector insiste en que "en nuestra universidad, nadie es más que nadie". "En la US cada uno tiene la responsabilidad democrática que nos hemos otorgado en nuestro sistema de autogobierno. No permitiremos que nadie vulnere eso. Son nuestros principios, para estudiantes, para personal técnico, de gestión y de administración y servicios y para docentes. Nunca permitiremos que individuos aislados marquen nuestro rumbo", añade.

El último claustro de la Hispalense, celebrado en el salón de actos de la Escuela de Arquitectura (campus de Reina Mercedes) ya se vio afectado por las protestas pro Palestina, cuando varios jóvenes intentaron entrar por la fuerza en las dependencias donde tenía lugar la sesión. 

En previsión para evitar posibles altercados, la US decidió trasladar los exámenes de Selectividad previstos en dos aulas del Rectorado al campus de Reina Mercedes. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios