Toma de posesión

El decano de los jueces alerta sobre los "riesgos laborales" de la sobrecarga

  • Francisco Guerrero aboga por fijar un número máximo de asuntos a los que atender "y ni uno más"

Francisco Guerrero, que hoy ha tomado posesión como nuevo juez decano de Sevilla, ha afirmado que los jueces se encuentran ante una situación de "riesgo laboral" por la sobrecarga de trabajo que padecen y ha abogado por fijar un número máximo de asuntos a los que atender "y ni uno más".

Guerrero ha tomado posesión ante Antonio Reinoso, representante del Poder Judicial en Andalucía Occidental, y varios centenares de jueces y fiscales, ante quienes ha afirmado que la actual sobrecarga de trabajo atenta contra el derecho a "la salud laboral y la integridad" de los jueces, por lo que, frente al actual módulo aconsejable de asuntos, ha abogado por fijar un número máximo de procedimientos encomendados "y ni uno más".

Ha recordado el "triste suceso" ocurrido con Santiago del Valle, que mató a la niña Mari Luz Cortés cuando sobre él pesaba una orden de ingreso en prisión por abusar de su propia hija, lo que "puso en evidencia los fallos" del sistema. En ese sentido, ha lamentado que todas las críticas fueran para el magistrado titular del juzgado penal 1 de Sevilla y la secretaria judicial, pese a que "los responsables políticos en absoluto habían mostrado hasta entonces interés por mejorar la Justicia". "Hoy en día es un clamor la necesidad de aumentar el número de jueces", ha dicho Guerrero, quien ha reconocido que existe una "dilación excesiva en la resolución de los asuntos" y ha pedido que se ponga fin a la "cicatería actual".

En conversación con los periodistas, el nuevo juez decano se ha pronunciado contra la construcción de una Ciudad de la Justicia de nueva planta porque en la actualidad hay "espacio suficiente" en las sedes del Prado de San Sebastián y el Edificio Noga, donde podrían instalarse los nuevos juzgados que pide con solo una "pequeña reforma" y un coste "indudablemente menor a la construcción de nuevos edificios". Ha insistido en que "la situación de agobio en lo profesional por la sobrecarga de trabajo" puede acabar afectando "a la salud laboral de los jueces de órganos unipersonales".

Guerrero fue elegido decano el pasado 11 de mayo por un total de 41 votos frente a los 31 logrados por Francisco de Asís Molina, diez votos de Mercedes Fernández Ordóñez y los siete de la juez Celia Beljhadj, candidatos que hoy acompañaron al nuevo decano en su toma de posesión. El saliente decano, Federico Jiménez Ballester, ha agradecido el apoyo de sus compañeros en sus dos mandatos, que "no fueron tiempos fáciles" pues vivió una huelga de funcionarios, dos huelgas de jueces e "importantes reformas procesales" y de la ley del Poder Judicial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios