Sentencia Llegar tarde al trabajo no es motivo para despedir

El fantasma de la sequía

Las lluvias de marzo en Sevilla se quedan en 53 litros por metro cuadrado

Una mujer pasea con paraguas por el puente de San Telmo.

Una mujer pasea con paraguas por el puente de San Telmo. / José Ángel García

La lluvia caída en lo que va de marzo queda muy lejos de soliviantar la sequía que sufre el campo sevillano. El agua de las dos últimas borrascas apenas ha empapado la tierra y no ha aportado recursos hídricos al sistema de abastecimiento, que continúa a la baja. Una situación deficitaria que demuestran los datos más recientes facilitados por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), que muestran que la media de la aportación pluvial desde el pasado viernes -cuando comenzaron las precipitaciones- se ha quedado en 53,5 litros por metro cuadrado

Para calcular esta cifra, se tiene en cuenta la lluvia caída en los puntos en los que la CHG posee pluviómetros. En total, son 21 localizaciones. El periodo analizado es desde el 9 de marzo hasta este miércoles. De todas estas jornadas, la más lluviosa ha resultado la del pasadlo lunes 14, cuando se registró una media de 19,1 litros por metro cuadrado. Le sigue el viernes 11, con 16,3. Las que menos agua aportaron han sido el miércoles 9 y el jueves 10, cuando todavía no habían entrado las borrascas. 

En cuanto a las zonas donde más agua se ha recogido, destaca la Sierra Sur, con pluviómetros en Pruna (120,3 hectómetros cúbicos), Martín de la Jara (113,7), Montellano (100,8) y Morón de la Frontera (94,2). Por contra, las comarcas en las que las precipitaciones han sido más escasas se encuentran fuera de la provincia, pero abastecen a Sevilla. Se trata de Aracena, en Huelva, con 18,5 hectómetros cúbicos y Río Viar, en Badajoz, con 14,9.

La media total de la semana analizada asciende a 53,5 litros. En todo el mes se acumulan 60 litros por metro cuadrado, una cifra que, aunque insignificante para la sequía que sufre el campo, obtiene gran peso dentro de la media de aportación pluvial que ha sumado el año hidrológico desde que se inició el 1 de octubre de 2021, que se queda en 224,2 litros.  

Esta cantidad se sitúa muy por debajo de la media habitual en esta época del año, cuando las precipitaciones acumuladas se acercaban a los 400 litros por metro cuadrado, por lo que dicha aportación se encuentra un 40% por debajo de los registros habituales. Asociaciones agrarias como Asaja estiman que son necesarios 300 litros de lluvia por metro cuadrado para que el fantasma de la sequía se aleje definitivamente. 

La predicción para los próximos días

La inestabilidad meteorológica concluye este jueves, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que reduce la probabilidad de lluvia al 0% en la capital durante esta jornada, que continuará con cielos nubosos. La borrasca Celia abandonará la provincia a lo largo del día, tras dejar una huella de barro en todos los municipios. El sol será el protagonista del fin de semana, aunque la lluvia empezará a hacer acto de presencia a final del domingo, cuando el riesgo se eleve al 40%. Para el lunes y martes se prevé la llegada de otra borrasca con un descenso de las máximas por debajo de los 20 grados. 

Las lluvias de estos días ha beneficiado a cultivos como el olivar, los cítricos, los almendros y el cereal de siembra tardía. También al pasto del que se alimenta el ganado. No así con los regadíos, cuyo déficit hídrico continúa siendo alarmante.