Urbanismo

La macrorresidencia de la Palmera se expone a una multa de 120.000 euros

  • Urbanismo advierte a la propiedad del establecimiento que sufrirá cortes de suministros si mantiene el uso hotelero

Varios usuarios acceden a la residencia de estudiantes, en el número 17 de la avenida de la Palmera.

Varios usuarios acceden a la residencia de estudiantes, en el número 17 de la avenida de la Palmera. / Juan Carlos Vázquez

La macrorresidencia de la avenida de la Palmera se expone a una multa de hasta 120.000 euros. Esta es una de las principales conclusiones que aparecen en el expediente notificado a la propiedad del polémico inmueble levantado en el número 17 de la avenida de la Palmera.

La Gerencia de Urbanismo ha ordenado la inmediata paralización del uso terciario desarrollado como hotel que viene realizándose en la residencia de estudiantes por contravenir los términos establecidos en el artículo 6.6.2 de las Normas Urbanísticas del Plan General que define esos centros como Alojamiento Estable de uso dotacional conforme a la licencia reseñada y a los artículos 151 y 152 de la Lista.

Los técnicos de la Gerencia han apercibido a la propiedad de que la desobediencia a la orden de paralización o suspensión dará lugar, mientras persista, a la imposición de sucesivas multas coercitivas por periodos mínimos de diez días y cuantía, en cada ocasión, del 10% del valor de las obras ejecutadas y, en todo caso y como mínimo de 600 euros y como máximo de 5.000 euros, dándose cuenta, en su caso, de dicho incumplimiento al Ministerio Fiscal a los efectos de exigencia de la responsabilidad que corresponda.

Igualmente, se apercibe al interesado de que la imposición de las multas coercitivas sólo se interrumpirá si comunica fehacientemente a Urbanismo el cumplimiento de la orden de paralización y aporta documentación justificativa, sin perjuicio de que la Inspección del Servicio competente gire visita a la finca a fin de comprobar que se ha dado cumplimiento efectivo a lo ordenado.

La Policía confirmó la semana pasada el uso para fines turísticos en el polémico edificio

La propiedad de la residencia de estudiantes recibe un tercer apercibimiento que consiste en que el incumplimiento de la orden puede constituir una infracción urbanística calificada como muy grave y dar lugar a la imposición de una sanción por importe de hasta 120.000 euros.

Por último, Urbanismo ordena a las empresas prestadoras de suministros que procedan a suspender en un plazo máximo de cinco días el suministro que venían prestando en la finca conforme al artículo 152.3 de la Lista, apercibiéndole que la desobediencia a la orden de cese del suministro dará lugar, mientras persista, a la imposición de sucesivas multas coercitivas por periodos mínimos de diez días y cuantía, en cada ocasión, del 10% del valor de las obras ejecutadas y, en todo caso y como mínimo, de 600 euros y, como máximo, de 5.000 euros.

La macrorresidencia universitaria de la Palmera se ha estado usando como hotel. Así lo confirmó la semana pasada la inspección efectuada por agentes de la Policía Local y personal especializado de Medio Ambiente. El dispositivo se montó una vez que este periódico publico que las habitaciones de la residencia se estaban comercializando en Booking, uno los portales especializados en la gestión y venta de hoteles. La inspección concluyó con el anuncio de medidas disciplinarias contra el establecimiento al comprobarse “indicios de un uso turístico no acorde con la licencia”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios