Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Sevilla

Cuatro médicos residentes del Valme salvan la vida a una joven en un vuelo Madrid-Buenos Aires

  • La mujer sufrió un status epiléptico y parada cardiorespiratoria, pero lograron estabilizarla hasta llegar al Aeropuerto

  • Los facultativos viajaban a Argentina por vacaciones y fueron despedidos con aplausos por el resto del pasaje y la tripulación 

Los cuatro médicos residentes del Valme que salvaron la vida a una joven en un vuelo Madrid-Buenos Aires

Cuatro jóvenes médicos residentes del Hospital de Valme salvaron la vida, el pasado viernes 15 de noviembre, a una joven que empezó a convulsionar y entró en parada cardiorespiratoria, cuando viajaban en un vuelo de Madrid a Buenos Aires

Según ha explicado la madre de uno de los sanitarios, en concreto del anestesista Santiago Gómez Sánchez, Panchi Sánchez, el avión de Air Europa había salido del Aeropuerto Adolfo Suárez a media noche y unas tres horas antes de llegar a su destino, cuando se encontraba en mitad del Océano Atlántico, se produjo la emergencia. 

La tripulación preguntó si había algún médico en el vuelo que pudiera atender a una chica española, que al parecer viajaba a Argentina por motivos de trabajo, y que había comenzado a convulsionar. Estos cuatro médicos sevillanos, que viajaban por sus vacaciones, se levantaron y le prestaron asistencia, junto a una enfermera de Salamanca. 

Son dos médicos que se están formando como anestesistas, Santiago Gómez y Mario López Parra, otro de cardiología, José Miguel Carreño Lineros, y un psiquiatra, Antonio Guzmán del Castillo, y cursan sus especialidades en el Hospital de Valme. Antonio Guzmán es un conocido deportista sevillano, ya que junto a su hermano Noé fue campeón del mundo de remo de mar, en Mónaco en 2016, fue plata en Lima en en 2015 y campeón del mundo junior en 2008.

Uno de los médicos es Antonio Guzmán, campeón del mundo de remo de mar en 2016, junto a su hermano Noé

Según han explicado, la mujer entró en lo que se denomina status epiléptico, no respiraba, por lo que los cuatro médicos iniciaron las maniobras de reanimación, con el soporte que había en el avión, y le colocaron una vía para poder suministrarle la medicación conveniente de la que también iba dotado el vuelo.

Lograron estabilizarla, hasta llegar al Aeropuerto de Buenos Aires, en donde esperaban las ambulancias a pie de pista para trasladarla a un hospital. Nunca se habían enfrentado a una emergencia de este tipo.

La intervención de estos médicos fue determinante y, tras el traslado en ambulancia, fueron aplaudidos y felicitados por el resto del pasaje y la tripulación. Según han manifestado a sus familiares, se encuentran eufóricos y satisfechos por haber podido ser útiles en un momento así. 

En un vídeo que han hecho llegar desde Argentina, tras haber trascendido lo ocurrido, Mario López explica que vivieron "una situación un poco angustiosa", con "un final feliz" y han agradecido al personal del avión la ayuda que les prestaron en todo momento. También han tenido palabras para la enfermera salmantina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios