Precios Estos son los supermercados más baratos de Sevilla

Economía

La puesta a punto de las naves de Renfe

El mejor ejemplo para explicar su arquitectura novedosa es un Lego. Un cubo encaja dentro de la nave.

El mejor ejemplo para explicar su arquitectura novedosa es un Lego. Un cubo encaja dentro de la nave. / M. G.

El Ayuntamiento ha recepcionado ya parcialmente el edificio de las antiguas naves de Renfe en San Jerónimo, un espacio que el alcalde Antonio Muñoz ha ofrecido junto con otras sedes del Parque Científico Tecnológico Cartuja para albergar la Agencia Espacial Española, uno de los organismos que el Gobierno de España quiere descentralizar. Después de casi tres décadas sin uso, desde la transformación que sufrió la ciudad con motivo de la Expo del 92 y que cambió los ramales ferroviarios, estas naves pasarán de ser un monumento al abandono a un referente arquitectónico de vanguardia.

El delegado de Economía, Francisco Páez, aseguró ayer en sus redes sociales que “pronto estarán en uso. Un proyecto que ya dibuja el nuevo paisaje de un barrio que se prepara para su transformación urbanística”. El proyecto de centro de emprendimiento e innovación que está en marcha y del que resta “completar el edificio, el tema energético y el entorno”, según fuentes municipales, supone una inversión de 4,5 millones de euros.

Cuenta con financiación europea a través de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (Edusi) para la zona norte de la ciudad a través del Programa Operativo de Crecimiento Sostenible Feder 2014-2020 de la Unión Europea y del programa de desarrollo energético sostenible de Andalucía para el periodo 2017-2020 con fondos Feder coordinado a través de la Agencia Andaluza de la Energía.

Entre 2019 y 2020 se ejecutaron dos actuaciones en las naves de Renfe dentro de esta estrategia de recuperación. Por un lado, se culminó la retirada de los paneles de ladrillo y las placas de fibrocemento, y por otro se repararon y adecuaron los soportes metálicos de la cubierta. En enero de 2021, con un presupuesto de 2,5 millones de euros, arrancó la tercera fase y la principal: la adecuación del edificio de la nave oeste y la construcción en su interior de un centro de emprendimiento a través de unos módulos de madera.

El centro de emprendimiento e innovación que se construirá en el interior de la nave oeste cuenta con una superficie de 1.222,62 metros cuadrados. Está conformado por una estructura interna de madera con suelo y módulos encajados en el interior de la nave. El diseño prevé que esta estructura tenga una planta baja más dos de altura y una terraza en la cubierta. El área que queda entre las naves y los módulos introducidos quedará al aire libre.

De esta forma se habilita un espacio para empresas tecnológicas y proyectos de emprendimiento, áreas de coworking, salas de exposiciones, zonas comunes para formación y divulgación y una terraza. Concretamente, este centro incluye un espacio de coworking de más de 300 metros cuadrados y espacios independientes habilitados para 16 empresas. Junto a esto, habrá salas de reuniones y espacios comunes además de cafetería y servicios básicos. En el exterior se acondicionará una parte de la parcela con el objetivo de habilitar un aparcamiento en superficie que sirva como apoyo al centro empresarial de aproximadamente 700 metros cuadrados.

El mejor ejemplo para explicar esta arquitectura novedosa es un Lego, pues se trata de un cubo que se encajará en el interior de la nave, de la que quedará sólo el esqueleto. La estructura es de madera reciclable y el edificio será totalmente sostenible y autosuficiente desde el punto de vista energético, pues producirá energía fotovoltaica, contará con iluminación LED y una instalación geotérmica para climatización. El proyecto ya cuenta con el Premio Nacional Enerinvest en la categoría de proyectos de energía sostenible en el sector público.

En el exterior se acondicionará una parte de la parcela con el objetivo de habilitar un aparcamiento en superficie que sirva como apoyo al centro empresarial de aproximadamente 700 metros cuadrados. Este módulo, gracias a las instalaciones de energía fotovoltaica y de sistemas de geotermia, será además 100 % sostenible y autosuficiente, lo que lo convertirá en un modelo de intervención sobre el patrimonio. De hecho, el proyecto ha sido galardonado con el Premio Nacional Enerinvest en la categoría de proyectos de energía sostenible en el sector público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios