Sevilla

Los notarios solicitan el acceso al registro de deudas bancarias para saber el pasivo

  • El gremio ya consiguió hace una década lograr información sobre los seguros de vida

La tramitación de una herencia constituye un proceso bastante complejo, sobre todo, por las lagunas informativas que existen sobre el patrimonio del fallecido. El conocimiento de las deudas, es decir, el valor real del pasivo, sigue siendo una incógnita para los familiares y los profesionales de este oficio pese a que en las últimas décadas se ha avanzado bastante en este terreno.

Una de las reclamaciones en las que más viene insistiendo el gremio es en la necesidad de acceder al registro de deudas bancarias. José Luis Lledó, vicedecano del Colegio de Notarios de Andalucía, recuerda que el sistema financiero español cuenta con la Central de Información de Riesgos del Banco de España (Cirbe), lo que permite a una entidad conocer si un cliente cuenta ya con un préstamo por parte de otra entidad y su capacidad de endeudamiento.

Los datos que contiene este registro son "esenciales" para averiguar la deudas contraídas por el fallecido con los bancos, el estado de éstas y si se han saldado antes del óbito. Lledó aclara que uno de los datos más díficiles de conocer son los avales del causante:"Es fácil saber si la persona de la que heredamos contaba con un préstamo bancario, pero no si ha sido el avalista de un tercero. Eso únicamente se constata con precisión en el Cirbe, un sistema al que sólo tienen acceso los bancos actualmente y que facilitaría mucho nuestra labor, por lo que los familiares del difunto estarían mejor informados".

El vicedecano del Colegio de Notarios de Andalucía recuerda que hace una década ya se dio un paso "decisivo" cuando el Gobierno atendió la petición del sector de acceder a un registro de seguros de vida. "Antes era imposible conocer si el fallecido tenía este tipo de póliza. Ahora podemos conocer si cuenta con dicho seguro y los que se beneficiarán de él", explica Lledó.

Por otro lado, la actividad en las notarías sevillanas se ha reducido a la mitad con la crisis. Si en 2008 el total de actos firmados eran 437.112, cuatro años después esta cantidad se ha reducido a 253.979, o lo que es lo mismo, un 46,32% menos. En el primer semestre de 2013 sólo se han registrado 107.254 actos, por lo que la cifra con la que termine el presente ejercicio se mantedrá igual o por debajo de la del anterior. En toda Andalucía la merma de la actividad notarial ha llegado al 42,6% desde 2008.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios