Reyerta en el Palmar de Troya

La juez prorroga un día la detención de la mujer del ex papa palmariano

  • Se le imputan los delitos de homicidio en grado de tentativa y de robo con violencia e intimidación

  • Gregorio XVIII ha sido detenido por los mismos cargos tras pasar a planta

La juez de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Utrera ha prorrogado durante un plazo de 24 horas la detención de Nieves Triviño, la mujer del ex papa del Palmar de Troya Gregorio XVIII. Triviño, que ha pasado esta mañana a disposición judicial, está imputada por un delito de homicidio en grado de tentativa y otro de robo con violencia e intimidación. Su pareja, Ginés Jesús Hernández, que fue papa de la Iglesia Palmariana entre 2011 y 2016 y renunció al pontificado cuando se enamoró de ella, permanece en el hospital Virgen del Rocío bajo custodia policial. Esta mañana ha sido detenido tras pasar a planta y se le imputan los mismos delitos.

Triviño y Hernández asaltaron presuntamente la basílica del Palmar de Troya el domingo por la tarde. Iban encapuchados, armados con al menos un arma blanca y equipados con herramientas para robar y abrir cerraduras, así como unas bridas para inmovilizar a cualquier persona si fuera necesario. El ex papa y su mujer, que también fue monja de esta secta, saltaron el muro de la basílica a las seis de la tarde, aprovechando la hora de la misa. Lo hicieron por la parte más baja de la pared, que da a los depósitos de agua de la finca.

Los intrusos se toparon con un cura que ejercía unas labores de mantenimiento, que los sorprendió y les dio el alto. El ex papa habría atacado a este sacerdote con un cuchillo, pero este consiguió desarmarlo y repeler la agresión. Se entabló entonces un forcejeo que acabó con las tres personas heridas. El ex papa y el cura que lo sorprendió resultaron heridos graves y la mujer herida leve. Gregorio XVIII sufre un neumotórax causado por una puñalada en el pecho y, tras pasar dos días ingresado en el área de Observación del Hospital Virgen del Rocío, ha pasado a planta. Está estable y no se teme por su vida.

La mujer del ex Papa, Nieves Triviño, abandona los juzgados. La mujer del ex Papa, Nieves Triviño, abandona los juzgados.

La mujer del ex Papa, Nieves Triviño, abandona los juzgados. / Antonio Pizarro

Nieves Triviño fue dada de alta a las diez de la mañana de este lunes y ha pasado la noche en los calabozos de la Guardia Civil. El equipo de la Policía Judicial de Utrera se está encargando de la investigación. La titular del juzgado de Instrucción 4 de este municipio ha decidido prorrogar su detención durante un día más. Triviño ha pasado este martes unas cinco horas en el interior de la sede judicial, a la que ha llegado a las diez y media de la mañana conducida por cuatro agentes de la Guardia Civil y cubriéndose el rostro con un chaleco de color negro. Ha salido sobre las dos y veinte de la tarde, también sin dejar ver su cara y sin responder a las preguntas de los informadores que la aguardaban en la puerta de los juzgados.

Durante la mañana también ha comparecido en los juzgados el cura palmariano que sorprendió al ex papa y su mujer. Con una brecha bien visible en la sien, vestido con el hábito carmelita de la Santa Faz y con heridas en los nudillos, el sacerdote ha esquivado las preguntas de la prensa y se ha subido, con gestos de dolor, a una furgoneta, acompañado en todo momento por otro religioso de la secta.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios