Sevilla

Dos pasajeros reducen a un joven magrebí por lanzar proclamas a favor del Islam en un vuelo Sevilla-Barcelona

  • La Guardia Civil lo ha denunciado por una infracción a la ley de seguridad aérea, después de comprobar que era una persona con problemas mentales que viajaba con su hermano, que se hizo cargo de él

  • El episodio causó momentos de mucha inquietud entre el pasaje

Comentarios 8

La Guardia Civil ha denunciado a un joven residente en Córdoba y de nacionalidad española, aunque de origen magrebí, por lanzar proclamas a favor del Islam en un vuelo entre Barcelona y Sevilla. Los hechos ocurrieron en el avión que partió de la ciudad condal a las 8:50 y que aterrizó en el aeropuerto de San Pablo a las 10:40.

El joven fue reducido por dos pasajeros que eran miembros de las Fuerzas de Seguridad, aunque finalmente no llegó a ser detenido al comprobarse que se trata de una persona con problemas mentales y que viajaba en compañía de su hermano, que se hizo cargo de él. La Guardia Civil lo ha denunciado por una infracción a la ley de seguridad aérea.

El vuelo transcurrió de manera normal durante la primera parte del trayecto. Cuando faltaban cuarenta minutos para aterrizar en Sevilla, el joven se levantó de su asiento y comenzó a dar un discurso, reforzando sus palabras señalando con el dedo como si estuviese en un atril, según explicó a este periódico un pasajero de este vuelo. El hombre decía que el Islam era la solución a todos los problemas de este mundo, que la sharia o ley islámica es la más justa de las leyes y que los cristianos eran unos infieles, entre otras proclamas. El discurso cambiaba del español al árabe.

La actitud de este joven generó momentos de inquietud y tensión entre el pasaje. Uno de los instantes de mayor crispación se vivió cuando el avión estaba aterrizando y el hombre se soltó el cinturón de seguridad y salió al pasadillo. El hermano trató de calmarlo, pero finalmente fueron dos pasajeros que son miembros de las Fuerzas de Seguridad los que lo mantuvieron neutralizado contra su asiento y la ventanilla.

El comandante del avión había dado aviso a la torre de control y la Guardia Civil estaba esperando al sospechoso en la pista. Finalmente no fue detenido al quedar claro que no llevaba armas, explosivos ni nada sospechoso.

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios