Plan Municipal de Vivienda Espadas anuncia 3.500 pisos protegidos y ayudas para rehabilitación

  • El nuevo plan municipal de vivienda, con un plazo de ejecución de cinco años, cuenta con una inversión público y privada de 318 millones de euros y promoverá los alquileres a precios asequibles

Juan Espadas en la presentación del Plan Municipal de Vivienda de Sevilla Juan Espadas en la presentación del Plan Municipal de Vivienda de Sevilla

Juan Espadas en la presentación del Plan Municipal de Vivienda de Sevilla / Belén Vargas

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha presentado el Plan Municipal de Vivienda, Suelo y Rehabilitación 2018-2023, dotado con una inversión público-privada de 318 millones de euros y que prevé poner a disposición del ciudadano en los próximos cinco años 3.500 viviendas con algún tipo de protección en régimen de venta o alquiler, además de un programa de ayudas sociales y para la rehabilitación de inmuebles dotado con 38 millones.

Este plan, el primero con el que cuenta la ciudad desde la derogación "sin alternativa" del anterior documento en el año 2012 –según ha indicado Espadas– es el resultado de "un trabajo de diagnóstico y de un riguroso y serio proceso de participación que se ha prolongado durante el último año". El alcalde ha definido este plan de vivienda como uno de los más "ambicioso, social e innovador" del panorama nacional.

La previsión es que este programa de 20 medidas sea aprobado esta semana en la junta de gobierno local, se someta a exposición pública y quede formalmente aprobado en el último trimestre del año, según informó el primer edil, que estuvo acompañado durante la presentación por el delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores, y el gerente de la Empresa Municipal de Vivienda ySuelo (Emvisesa), Felipe Castro.

Se plantea la rehabilitación de 300 viviendas del parque público, la mayoría en Tres Barrios-Amate y Los Pajaritos

"En mayo de 2015, Emvisesa estaba a punto de quebrar y había 300 viviendas públicas sin adjudicar y desocupada. En este mandato hemos reactivado Emvisesa, hemos adjudicado más de 600 viviendas, hemos generado los procesos de intervención social que se necesitaban y hemos desbloqueado proyectos para el mercado de viviendas de renta libre. Ahora, cumplimos el compromiso de generar una planificación de la estrategia de vivienda fundamental para conseguir financiación, para dar estabilidad y para desarrollar un proyecto de ciudad", ha manifestado Espadas sacando pecho de la gestión municipal en el área de vivienda.

El nuevo plan establece un total de 20 medidas de intervención en el sector de la vivienda diseñadas para favorecer el acceso a la misma por parte de la ciudadanía y dar respuesta a los distintos tipos de necesidades de la población. El plan parte de una intervención público-privada y cuenta con una planificación presupuestaria que asciende a los 318 millones de euros para este periodo. No obstante, parte de esta inversión depende de la firma del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, algo que se prevé que ocurra tras el verano.

El primer bloque de medidas, dotado con 280 millones, se centra en incrementar el parque de viviendas asequibles y sociales en la ciudad hasta alcanzar los 3.500 pisos (públicos y privados). Para ello, el Ayuntamiento de Sevilla apuesta por el desbloqueo de los suelos privados reservados para VPO que llevan años paralizados y propone mediar con las promotoras y facilitar que estos terrenos sean destinados a alquileres asequibles.

Parcela en San Juan de la Salle, donde se prevé la creación de VPO Parcela en San Juan de la Salle, donde se prevé la creación de VPO

Parcela en San Juan de la Salle, donde se prevé la creación de VPO / Víctor Rodríguez

En total, de estas 3.500 viviendas, 1.000 serán para este tipo de alquiler. Estas viviendas estarán dirigidas a unidades familiares cuyos ingresos anuales no superen en 5,5 veces el Iprem ( Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples), es decir, familias con un nivel de ingreso medio, que superan los requisitos para acceder a las ayudas sociales pero que no pueden hacer frente a los elevados precios del mercado actual. Los contratos de alquiler serán por periodos de 10 años y el precio de las viviendas se situarían entre un 20% y un 40% por debajo de la renta libre.

"Se aborda una fórmula novedosa que no se había desarrollado hasta ahora", ha explicado Espadas, que ha señalado que de este modo se podrán en el mercado pisos con alquileres entre 450 euros y 600 euros, es decir, por debajo del precio de mercado pero por encima de los de las viviendas sociales. Se prevé que esta acción esté acompañada de bonificaciones fiscales para los promotores del impuesto de construcciones, instalaciones y obras (ICIO) de alrededor del 50%.

En segundo lugar, se incorporarán y reforzarán las líneas de promoción pública de viviendas ya establecidas en la estrategia de ampliación urgente del parque de viviendas. En este caso, el Ayuntamiento se marca como objetivo alcanzar las 1.098 viviendas de protección oficial (VPO) a través de nueva construcción (508) y rehabilitación.

Una parte de esta promoción (452 pisos) se destinará a la venta con el objetivo de financiar el resto de líneas de intervención pública como la promoción de alquiler o la compra de pisos. "Solo se construirá para la venta aquellos inmuebles necesarios para financiar las promociones de alquiler", ha asegurado Espadas, que ha indicado que la inversión para este apartado de obra nueva y rehabilitación es de 68 millones de euros.

Inmueble de la calle García Ramos pendiente de rehabilitación. Inmueble de la calle García Ramos pendiente de rehabilitación.

Inmueble de la calle García Ramos pendiente de rehabilitación. / Víctor Rodríguez

Este millar de viviendas se esparcen por toda la ciudad, principalmente en los distritos de Bellavista-La Palmera, Macarena, Este, Nervión, Casco Antiguo, Norte, San Pablo-Santa Justa y Triana.

En tercer lugar, se plantea captar 550 inmuebles vacíos en cinco años para que sean adquiridos por el Ayuntamiento o cedidos para su alquiler. Para ello, se van a habilitar nuevas líneas de financiación y desde septiembre, una vez cerrado el primer programa de captación, se abrirá una convocatoria abierta permanentemente para la venta de viviendas a Emvisesa.

Por otro lado, en cuarto lugar, se plantea la rehabilitación e intervención sobre la infravivienda. En concreto, este apartado se centra en la actuación sobre unas 300 viviendas, la mayoría de ellas en Tres Barrios-Amate y Los Pajaritos. Así, se aboga por continuar el proceso de demolición de bloques, creación de nuevos inmuebles y reordenación de la zona. De hecho, de los 38 millones destinados a rehabilitación de inmuebles, un total de 21 millones irán destinados a Los Pajaritos.

El plan prioriza fórmulas de convivencias entre personas de más de 65 años y jóvenes

Por último, destaca la incorporación de nuevas líneas de cooperativas de viviendas con una apuesta por la innovación social. Así se prevé generar bolsas de suelo que sean licitadas para cooperativas que desarrollen modelos de intervención social en las que se priorizarán fórmulas de convivencia entre personas mayores y jóvenes como la que Emvisesa tiene previsto llevar a cabo en el entorno de San Vicente, concretamente en el edificio público ubicado entre los números 23 y 25 de la calle García Ramos, y los números 24 y 26 de la calle Mendoza Ríos. En estos inmuebles, donde ya se han iniciado los trámites para su rehabilitación, se pretende desarrollar un proyecto social intergeneracional de alojamientos para entre 50 y 60 jóvenes y personas mayores de más de 65 años, con una inversión superior a los dos millones.

Además de estas medidas, el plan 2018-2023 incorpora otra batería de iniciativas como los programas de ayudas al alquiler, la permuta de viviendas de personas mayores con problemas de movilidad por otras con accesos más fáciles, la cesión de pisos a entidades sin ánimo de lucro, la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda Digna, el protocolo de convivencia, las ayudas sociales a través del Programa de Prestaciones Complementarias; los procesos de participación y comunicación o una política fiscal acorde con las líneas estratégicas del plan a través de las ordenanzas.

"Se trata de uno de los planes de vivienda más sociales, innovadores y ambiciosos que se van a poner en marcha en una ciudad española. Un trabajo que parte del diálogo y del estudio minucioso de la realidad de la vivienda y que genera ya un modelo de desarrollo para la ciudad para los próximos años", ha concluido Juan Espadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios