Salesiano Don Ubaldo | Triana Una plaza cerrada más de un lustro

  • Salesiano Don Ubaldo será reurbanizada ante el mal estado de los arriates y un suelo levantado por las raíces, lo que obligó a impedir el paso a los peatones

Un hombre cruza la plaza Salesiano Don Ubaldo.

“Por orden del excelentísimo Ayuntamiento de Sevilla, la plaza en su zona central de arboleda debe permanecer cerrada. Se ruega no entren en la plaza para evitar posibles accidentes hasta que la Delegación de Parques y Jardines del Ayuntamiento pueda proceder a su rehabilitación”.

Este cartel se encuentra en una plaza de Triana que lleva cerrada más de un lustro para evitar que los peatones se caigan debido al mal estado de los arriates y un suelo levantado por las raíces de los distintos árboles.

Los vecinos de Salesiano Don Ubaldo llevan muchos años reclamando al Consistorio que se actúe para corregir este peligro en un conjunto residencial de 116 viviendas que limita al Norte por la calle Evangelista y al Sur por la calle Trabajo. La Gerencia de Urbanismo ya tiene redactado un proyecto que cuenta con un presupuesto de 780.545 euros (IVA incluido) y un plazo de ejecución de ocho meses.

En la memoria del proyecto se detalla que la situación en la que se encuentra la plaza es comprometida, ya que el crecimiento de la arboleda viene produciendo (desde hace años) daños en las fábricas de ladrillo de los parterres que han llegado a provocar su rotura, presentando una situación de peligro de derrumbe.

Esta circunstancia obligó a la intercomunidad de vecinos hace ocho años a reparar el murete que delimita el parterre del acceso desde la calle Evangelista, construyendo adosado un muro de hormigón armado. Así mismo, el servicio de Parques y Jardines sustituyó hace dos años otro murete de ladrillo correspondiente a un pequeño parterre situado en las escalinatas por un muro de la misma mezcla. En ambos casos la estructura ya se encuentra fisurada debido a que la arboleda sigue creciendo y ejerce una presión que no es capaz de soportar el armazón.

Esta zona de Triana contará con juegos infantiles, bancos y elementos de ejercicio

La finalidad principal de esta actuación de Urbanismo es evitar situaciones de peligro por el mal estado que presentan esas fábricas de ladrillo de los parterres, que se encuentran dañadas por el crecimiento del sistema radicular de la arboleda.

“Dado que las actuaciones puntuales llevadas a cabo no han solucionado definitivamente el problema, se plantea una actuación global, proponiendo la reurbanización completa del espacio manteniendo al máximo el arbolado existente que se encuentre en buen estado y no suponga un peligro para los viandantes”. Con la reordenación de la plaza trianera se pretende también una mejora de la imagen del espacio, abriéndolo y haciéndolo más accesible y transparente.

La reurbanización se plantea desde varias líneas de actuación. Los nuevos muros que delimitarán las zonas de plantación se construirán separados de los existentes al menos en un metro y medio para que la acción de las raíces no les afecte y garantice su estabilidad.

Para recuperar la plaza como espacio libre para los ciudadanos, se propone la eliminación del cerramiento metálico. Otra idea que aparece en el proyecto consiste en hacer más transparente la zona central con la reducción de la altura de los muretes y la eliminación de algunos parterres.

El proyecto cuenta con una partida de 780.545 euros y un plazo de ejecución de ocho meses

La reurbanización contará con itinerarios peatonales en los que se mejorará las condiciones de accesibilidad con la construcción de rampas; restaurar la calidad de toda la plantación compatibilizándola con la nueva ordenación y evitando las situaciones de peligro que, por sus patologías, presentan algunos ejemplares; dotar la plaza de mobiliario urbano con bancos, juegos infantiles o elementos de ejercicio que den contenido y hagan de este espacio un lugar de disfrute para los vecinos; y renovar todas las infraestructuras de abastecimiento de agua y saneamiento, y el alumbrado público en el espacio central. Por último, se propone utilizar un sistema de drenaje sostenible, cuya finalidad es aprovechar el agua de lluvia para mantener la humedad en las zonas de plantación.

Un operario enseña el mal estado del ladrillo de los parterres. Un operario enseña el mal estado del ladrillo de los parterres.

Un operario enseña el mal estado del ladrillo de los parterres. / Juan Carlos Vázquez

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios