La Navidad del Covid

Un centenar de policías controlan la afluencia de público en el centro de Sevilla

  • Tetuán y Sierpes se convierten en calles de sentido único peatonal y se vigila desde el aire con un dron

  • La primera noche del puente dejó sólo 12 denuncias por botellona, 21 por ir sin mascarilla y 26 por saltarse las restricciones

Sábado de ambiente, y encendido de luces de Navidad en Sevilla Sábado de ambiente, y encendido de luces de Navidad en Sevilla

Sábado de ambiente, y encendido de luces de Navidad en Sevilla / Juan Carlos Vázquez (Sevilla)

El Ayuntamiento de Sevilla ha puesto en marcha un dispositivo especial de control de aforos y para evitar aglomeraciones en todo el recorrido entre la Plaza del Duque y la Puerta de Jerez para que los sevillanos puedan realizar sus compras y ver la iluminación navideña en condiciones de seguridad sanitaria frente al Covid-19.

En este dispositivo participan 100 agentes de la Policía Local y la Policía Nacional con apoyo de los voluntarios de Protección Civil. Se estrenó ayer con motivo del encendido de la iluminación navideña, realizado por sorpresa para evitar el efecto llamada. Incluye tanto una ordenación del tránsito peatonal en esas vías como tecnologías aplicadas para el control de aforos.

En cuanto al tránsito peatonal, la Avenida de la Constitución, se ha señalizado con doble dirección, controlándose por parte de los agentes, para así evitar el cruce de personas y garantizar en lo posible las distancias de seguridad. Se mantendrá la circulación del Metrocentro a lo largo de toda la avenida y hasta la Plaza Nueva. Sólo se interrumpirá en caso de ser necesario. Se establece el sentido único para peatones en Sierpes hacia Campana y en Tetúan hacia la Plaza Nueva.

El control de aglomeraciones en aquellas zonas donde tradicionalmente se produce mayor concentración de personas se realizará mediante la utilización de un dron, cuyas imágenes servirán a la Policía Local para adoptar decisiones sobre la marcha, abriendo o cerrando la entrada en función de la afluencia de público. Esta tecnología de aforamiento será reforzada con un sistema de cámaras fijas dotadas con sensores y, además, el Cecop trasladará en los próximos días su sede al Ayuntamiento -como ocurre para la Semana Santa– para hacer un seguimiento detallado de la evolución de la Navidad en el centro.

Conforme avancen estas fechas navideñas, el dispositivo se complementará con la entrada en vigor de la segunda fase del Plan Especial de Movilidad para la Navidad –que se prevé del 17 de diciembre al 5 de enero–, cuando los accesos al centro serán controlados por la Policía Local en 14 puntos de entrada.

El Ayuntamiento de Sevilla ha descartado la realización de espectáculos audiovisuales en la Plaza de San Francisco, con el objetivo también de evitar aglomeraciones que pudieran suponer un riesgo para la salud de las personas. Por último, la iluminación navideña se encenderá a las 18:30 y se apagará a las 22:30. De esta forma, se dará respuesta a una posible ampliación del horario de cierre de los establecimientos comerciales que pueda decretar la Junta de Andalucía en los próximos días. 

"El primer día de funcionamiento del dispositivo transcurrió con normalidad, sin que se produjeran aglomeraciones en los principales enclaves comerciales y zonas especiales de iluminación navideña del centro. El objetivo primordial es garantizar la salud de las personas, al tiempo que tratar de que se desarrolle con cierta normalidad la actividad económica. Por ello, desde aquí queremos llamar, una vez más, a la responsabilidad y a la conciencia ciudadana para no acudir en masa al centro, espaciar las visitas y respetar en todo momento las señalizaciones y las indicaciones de los agentes", ha explicado el delegado de Gobernación y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera. “Entre todos debemos evitar que, tras estas fiestas navideñas, aflore una tercera ola de la pandemia que prolongue aún más los contagios, las muertes y las restricciones a la movilidad y a la economía”, ha agregado el concejal socialista.

La puesta en marcha de este dispositivo –ha añadido Cabrera– se compatibiliza con el operativo policial en toda la ciudad, que en la noche de ayer realizó 19 intervenciones para controlar la botellona e interpuso 12 denuncias por beber alcohol en la calle, 21 por no usar mascarillas y 26 por incumplimientos de otras medidas relacionadas con el estado de alarma, al tiempo que un establecimiento fue denunciado. "Los datos de la noche de ayer son relativamente bajos para un puente festivo, pero aún persisten las actitudes irresponsables ante la pandemia", ha concluido Cabrera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios