Universidad

El precedente de Granada lleva a pedir exámenes 'on line' en la US

  • Los estudiantes de la UGR consiguen que las clases que hayan sido telemáticas tengan pruebas virtuales

  • El Cadus alerta de la "situación cambiante" que sufre Sevilla por la evolución de la pandemia

Imagen de archivo de estudiantes repasando los apuntes antes de un examen en la US. Imagen de archivo de estudiantes repasando los apuntes antes de un examen en la US.

Imagen de archivo de estudiantes repasando los apuntes antes de un examen en la US. / Belén Vargas

La decisión tomada por la Universidad de Granada (UGR) puede crear precedente. La institución académica de la ciudad nazarí ha decidido que los exámenes del primer cuatrimestre de aquellas asignaturas que se hayan impartido en su totalidad en formato telemático se realicen de manera on line. Con esta resolución se responde a la demanda que los estudiantes de la UGR habían manifestado desde que acabaron las vacaciones de Navidad ante la negativa evolución de la pandemia del Covid.

Una situación similar es la que se está produciendo estos días en la Universidad de Sevilla (US), cuyo calendario de pruebas comenzará el 30 de enero y se extenderá hasta el 20 de febrero. Esta institución académica ya dejó claro antes del periodo festivo que la posibilidad de que la evaluación fuera virtual o presencial quedaba en manos de los departamentos, una decisión que no ha contentado a los estudiantes, según se desprende de la encuesta realizada estos días por el consejo de alumnos (Cadus), que muestra que la mayoría de los universitarios se decantan por pruebas telemáticas para evitar desplazamientos y contagios en un momento en el que el repunte de la pandemia alcanza niveles muy preocupantes en la provincia de Sevilla.

Los datos de esta encuesta se publican una vez que los rectores de las universidades andaluzas hayan expresado en un acuerdo firmado el pasado lunes la intención de procurar “la máxima presencialidad” en los exámenes de la enseñanza superior durante los próximos meses. Esta postura se da a conocer después de que la actividad en las facultades se haya reducido al mínimo desde el pasado 10 de octubre, cuando entraron en vigor las restricciones de la Junta para hacer frente a la segunda ola del Covid y que obligó a que las clases teóricas se impartieran de forma virtual.

Los datos de la encuesta del Cadus muestran que el 85% de los participantes se decantan por la modalidad telemática para las asignaturas que se han desarrollado mayoritariamente con este formato, mientras que un 75% es partidario de las pruebas on line para aquellas enseñanzas prácticas. Con tales resultados, el órgano representativo de los alumnos defiende las evaluaciones virtuales frente a las presenciales.

La pandemia cambia las preferencias

“Si bien antes de la pandemia del Covid hubiéramos preferido realizar los exámenes de manera presencial, actualmente, por la terrible situación que estamos sufriendo, lo más racional es apostar por los exámenes ‘on line’ y demás medios de evaluación telemáticos, como ya se hizo anteriormente en el pasado cuatrimestre”, manifiesta el Cadus en un comunicado publicado ayer en las redes sociales.

Los representantes de los estudiantes explican que una gran parte de los universitarios (el 39%, según el Cadus) tiene dificultades para desplazarse a las facultades, a lo que debe sumarse el riesgo que supone hacer uso en estos momentos del transporte público.

En la defensa de esta postura el Cadus también incide en que “debe primar la salud de las personas que componen nuestra comunidad universitaria y, en general, de la población, sobre cualquier posibilidad de actos fraudulentos en el examen”. La US, por ahora, no ha contestado a este comunicado.

Una de las razones que alega el Cadus para que las pruebas del primer cuatrimestre sean telemáticas es la situación cambiante que vive la provincia de Sevilla, donde ya ha comenzado a evidenciarse una tercera ola de contagios del Covid. En el comunicado publicado ayer, el Cadus alerta de que “cabe la posibilidad de que, en pleno periodo de exámenes, se produzca un endurecimiento de las medidas sanitarias que aboquen a un confinamiento o una vuelta a la docencia ‘on line’, lo que provocaría grandes desequilibrios en la organización de la evaluación, por lo que debe establecerse un formato fijo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios