Universidad y coronavirus

Los profesores de la UPO podrán usar cámaras y micrófonos en sus exámenes

Estudiantes en la Universidad Pablo de Olavide Estudiantes en la Universidad Pablo de Olavide

Estudiantes en la Universidad Pablo de Olavide / José Ángel García

La Universidad Pablo de Olavide (UPO) ha publicado una Guía de recomendaciones generales y preguntas frecuentes sobre evaluación online, un documento que trata de clarificar los procesos de evaluación en el entorno virtual para proporcionar certidumbre al profesorado y al alumnado en el nuevo escenario marcado por la expansión de la Covid-19. En la UPO, todos los alumnos se examinarán de manera telemática.

Esta guía de la UPO llega sólo 12 días antes de que comience el periodo de exámenes en la UPO, previsto para el 18 de mayo, aunque los alumnos de la Olavide conocen cómo van a ser evaluados desde el 22 de abril, fecha en la que se publicaron las adendas de las guías docentes. 

Así, la UPO recomienda una vez más la evaluación continua y, en el caso de realizar exámenes finales, aconseja que estos sean orales (a través de videoconferencias), mediante debates y foros (con la herramienta Tablero de discusión), exámenes de tipo test o de respuestas cortas, y evitar preguntas con respuestas largas y memorísticas. "Conviene plantear cuestiones más elaboradas que obliguen al alumnado a hacer una labor de comprensión, revisión, comparación o evaluación", apunta la UPO.

También da la opción a los profesores de utilizar cámaras (webcam) y micrófonos durante las pruebas. Además, los alumnos, si el docente lo exige, deberán identificarse con el DNI o el carné de estudiantes. Las pruebas podrán ser grabadas para su posterior revisión por parte del profesor y del alumno si éste lo solicita.

"La cámara es una herramienta más que los profesores pueden utilizar en sus exámenes y si lo hacen, tanto docentes como alumnos estarán protegidos jurídicamente hablando", explica Antonio Herrera, vicerrector de Estudiantes de la UPO.

Los alumnos deberán conocer sus derechos y ser informados de que su imagen será captada y grabada antes de la prueba. "La negativa de un estudiante a utilizar su webcam para realizar una prueba de evaluación online, siempre y cuando no existan causas debidamente justificadas, y no existan otros medios que permitan identificarle y acreditar la realización de su prueba de evaluación en condiciones que permitan evaluar las competencias adquiridas y evitar el fraude, tendrá la repercusión académica que determine la Universidad", subrayan desde la Universidad.

"La guía recomienda una evaluación online continua en la que se utilicen diferentes tipos de pruebas para que la nota final represente fielmente los resultados del aprendizaje y la adquisición de las competencias por parte de los estudiantes. Para ello, describe de manera detallada algunos recursos de evaluación no presencial que pueden ser utilizados por el profesorado e incluye una tabla sobre métodos de evaluación y herramientas de Blackboard", continúa la universidad sevillana.

"El contenido aprobado por resolución rectoral muestra el compromiso de la institución académica por continuar garantizando la seguridad y la protección de datos de los miembros de la comunidad universitaria, previendo posibles escenarios y anticipando respuestas a fin de evitar la vulneración de los derechos en este campo", señalan desde la UPO.

Con un objetivo práctico, la guía adquiere el formato de pregunta-respuesta para ofrecer la información de manera sencilla ante las posibles dudas que pueden surgir durante el proceso de evaluación virtual. ¿Cómo se puede identificar al alumnado en el examen?, ¿Cómo se deben publicar las calificaciones durante la evaluación online?, ¿Cómo se deben hacer las revisiones? o ¿Qué procedimiento se debe seguir ante una incidencia en el proceso de evaluación?, son algunas de las cuestiones sobre evaluación que recoge el documento.

"Debemos asumir que en esta tesitura no hay soluciones perfectas, ni mágicas, que vayan a proporcionar métodos totalmente satisfactorios. Estas soluciones óptimas no existen en nuestras universidades. Lo que sí existen son un conjunto de herramientas, procedimientos y tecnologías que pueden resolver diferentes casuísticas y tipologías de examen que las universidades pueden adoptar para llevar a cabo sus evaluaciones, con criterios de calidad razonables, en este contexto tan especial como es la emergencia de laCovid-19", explica la UPO.

¿Cómo será el próximo curso en la UPO?

El Consejo de Dirección y el Gobierno de la Universidad Pablo de Olavide estudian diferentes modelos docentes para el próximo curso 2020-2021. Universidades andaluzas como la de Granada ya han anunciado que el primer semestre del próximo curso académico se realizará de manera semipresencial.

Desde la Universidad Pablo de Olavide explican que "aún es prematuro" saber cómo se va a desarrollar el próximo curso pero aseguran que ya se está estudiando y se están planteando opciones en múltiples escenarios. "Cualquier decisión se tratará previamente con todos los actores implicados en la comunidad universitaria, siempre de acuerdo con la Junta de Andalucía, con el resto de universidades y con lo que vaya determinando el Ministerio de Universidades", apuntan fuentes de la UPO.

Tampoco hay fecha para el inicio del próximo curso. La UPO es una de las universidades andaluzas que antes arrancan el curso académico, en torno al 15 de septiembre. La universidad no descarta aplazar la fecha de inicio si fuera necesario reprogramar alguna actividad docente del actual curso académico o si las autoridades sanitarias así lo indican. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios