Urbansmo | sale a exposición pública la Modificación del plan general de 2006

El nuevo puente de la Cartuja a Torneo se diseña con cuatro carriles

  • Con 24 metros, duplica en anchura a la pasarela actual El Consistorio persigue aliviar la saturación del Cachorro y abrir una entrada alternativa a los autobuses de Plaza de Armas

Comentarios 26

El nuevo puente para el tráfico sobre la dársena del río, aprobado inicialmente por el Ayuntamiento de Sevilla y sometido ahora a la opinión pública de los ciudadanos, se ha diseñado con cuatro carriles de circulación, los mismos que tiene el veterano puente de Los Remedios. Irá junto a la pasarela de la Cartuja.

Sus dimensiones, de 24 metros de ancho en total, incluyendo en este cómputo los acerados laterales, están cuatro metros por debajo del puente de los Remedios, pero lejos de la Pasarela de la Cartuja, a la que duplica en anchura.

Con una longitud de 280 metros, el extremo del puente en suelo de la isla arranca en el lateral del Pabellón de la Navegación más próximo a la pasarela de la Cartuja para conectar con la futura Torre Pelli y la avenida Carlos III. En la orilla de Torneo desemboca a la altura de la gasolinera y el borde del aparcamiento en superficie, donde está previsto construir una enorme rotonda.

Los datos detallados y los planos de la modificación aprobada de forma inicial aparecen en el expediente que puede consultarse por internet en la web de la Gerencia de Urbanismo de Sevilla (www.sevilla.org/urbanismo), en el apartado "Tablón de anuncios y planeamiento en trámite". Los ciudadanos tienen un mes para presentar alegaciones a la decisión municipal de sustituir la pasarela peatonal proyectada en un principio por un puente para el tráfico rodado.

El proyecto prosperará si supera este trámite de consulta ciudadana y recibe el visto bueno de la Junta de Andalucía al tratarse de una modificación del planeamiento de la ciudad que se aprobó en 2006, el PGOU de Sevilla.

Al tratarse de una estructura vital y necesaria para garantizar la movilidad de la zona con el nuevo parking de 4.000 plazas del rascacielos de la Torre Pelli, es más que probable que la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía autorice la modificación del PGOU que supone este puente. Asimismo es más que probable que la financiación de la obra esté asegurada por la entidad bancaria propietaria del pirulí: La Caixa.

El presupuesto definitivo que hay que desembolsar para construir este puente es lo que está en el aire aún. El detalle se sabrá cuando la Gerencia de Urbanismo saque a licitación la obra.

La justificación. El Ayuntamiento justifica la necesidad de este puente para el tráfico rodado en cinco razones que se resumen en la saturación del Puente del Cachorro con todo tipo de tráfico, sobre todo en hora punta, y en la entrada en servicio de la Torre Pelli a medio plazo con sus nuevos usos comerciales, terciarios y administrativo y con un aparcamiento para 4.000 vehículos.

Como primer argumento se cita la "insuficiente capacidad" del acceso metropolitano que va del eje de Chapina al puente del Cristo de la Expiración. Como segundo punto, el problema de los movimientos urbanos e interurbanos que se concentran en el entorno de este puente incluyendo la concentración de autobuses de metropolitanos a la estación de Plaza de Armas.

El nuevo puente para el tráfico también se justifica por "la inexistencia de vías alternativas al puente de la Expiración" para movimientos dentro de la propia capital entre el Sur de la Cartuja, el eje Torneo-Arjona-Paseo de Colón y la zona Norte de Triana. Es el tercer argumento.

El cuarto motivo son los "problemas de congestión en horas punta" que sufren las estructuras que conectan las márgenes de la dársena, la Cartuja y Torneo.

El expediente cita como quinto argumento los "problemas funcionales" de la Pasarela de la Cartuja al estar concibida inicialmente para uso peatonal aunque años después se amplió al tráfico rodado. Debido a su anchura "mínima", su estructura es pequeña para compatibilizar el tráfico de coches con el paso de peatones y ciclistas.

Los objetivos. El Ayuntamiento concluye el expediente de siete páginas sobre esta propuesta de modificación del PGOU con los objetivos que quiere conseguir. El primer objetivo es "reducir sensiblemente la sobrecarga de tráfico que actualmente sufre el Puente Cristo de la Expiración".

El segundo es "diversificar los puntos de acceso a la isla de la cartuja" afectada por intensas circulaciones de tráfico en horas punta. El tercer objetivo es "la posibilidad de restaurar la funcionalidad de la Pasarela de la Cartuja a usos peatonales y ciclistas exclusivamente".

El cuarto, "la posibilidad de complementar y adecuar los accesos del transporte público metropolitano con origen/destino en la Estación Plaza de Armas". Y quinto, "mejorar la funcionalidad de los movimientos de carácter local, entre la isla de la Cartuja,el casco histórico y la zona norte del barrio de Triana".

Es interesante comparar las dimensiones de este puente con otros de la ciudad: es algo más estrecho que el del Cachorro (30,5 metros) y que el de la Barqueta (30 metros), y también más largo que ambos, con 223 y 168 metros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios