Sevilla

La reforma pendiente de Mateos Gago

  • El Ayuntamiento promete actuar sobre la señera vía a lo largo de este año

Demasiados coches invaden Mateos Gago, otra joya desaprovechada.

Demasiados coches invaden Mateos Gago, otra joya desaprovechada. / J. C. vázquez

Mateos Gago, en pleno corazón del casco histórico, es otra de las vías sevillanas que requiere una reforma urgente. El Ayuntamiento de Sevilla ha prometido actuar sobre ella con una obra de Emasesa que culminará con una reurbanización para quitar los aparcamientos y dejar al menos espacio para los taxis, a petición de los vecinos.

Teóricamente la obra debe acometerse a lo largo de este año. Aún no saben los detalles de la reforma: si las aceras y la calzada estarán en una plataforma única o se ampliará una de las aceras. Lo que está claro es que la obra debe servir también para ordenar el caos de veladores que impide el paso de los peatones en la actualidad. Los dueños de los bares y restaurantes de esta vía están de acuerdo en la necesidad de ordenar esta calle tan señera.

Mateos Gago ni siquiera se se libró de los coches cuando la Plaza de la Virgen de los Reyes y su entorno se reurbanizaron y se cerraron al tráfico al final del mandato de Alejandro Rojas Marcos, cuando ya la Exposición Universal de 1992 estaba más que pasada. La plaza sin coches se vio en todo su esplendor con la boda de la Infanta Elena. Ahora parecen muy lejanas en la memoria aquellas imágenes de los vehículos llegando hasta la misma fuente de la plaza y esta rodeada de coches aparcados.

Los vecinos de este enclave han pedido al Ayuntamiento que cualquier reforma se haga sin aumentar el número de veladores, que se respete la carga y descarga, la parada de taxis y el aparcamiento de minusválidos, así como que se garanticen aparcamientos para motos y bicis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios