TIEMPO Bajo de Guía se tiñe de blanco tras una impresionante granizada

Sevilla

Así será la restauración de las torres de San Luis de los Franceses de Sevilla

  • La Diputación provincial ha sacado a licitación los trabajos de rehabilitación por 190.000 euros

  • Unos desprendimientos en 2018 alertaron de su mal estado

La fachada de la iglesia de San Luis de los Franceses.

La fachada de la iglesia de San Luis de los Franceses. / José Ángel García

Una intervención integral para evitar males mayores en el futuro. La Diputación de Sevilla ha sacado a licitación la restauración de las dos torres que coronan la fachada de la iglesia de San Luis de los Franceses, un templo desacralizado propiedad de la institución provincial. La rehabilitación se produce después de que se produjeran unos desprendimientos en la torre sur provocados por las lluvias del invierno del año 2018. Tras la inspección realizada se apreciaron diversas patologías que afectaban a los revestimientos y elementos de ornato de ambas torres, por lo que se tomó la decisión de acometer estos trabajos de restauración, aunque no haya daños estructurales que pongan en riesgo la estabilidad de estos elementos. Las obras tienen un presupuesto de 190.000 euros y durarán cinco meses.

La tarde del 26 de octubre de 2018 saltaba la voz de alarma. En el pavimento de la calle San Luis se encontraban trozos de morteros de unos 3 centímetros de espesor y siete u ocho de diámetro que se habían desprendido desde las torres de San Luis. Rápidamente, se procede a realizar una inspección visual en la que se comprueba que los dos cuerpos que rematan la torre sur tienen sus revocos agrietados con falta de adherencia, especialmente en las cornisas que dan la fachada de la calle San Luis y al patio del colegio La Salle, hacia el que también han caído algunos trozos de mortero.

A los pocos días del incidente, la Diputación encarga una revisión a fondo a una empresa especializada de trabajos verticales. A raíz de raíz de la inspección visual de ambas torres se detectan las siguientes patologías en los cuerpos superiores: degradación de los morteros de revestimientos; fracturas de los remates y pináculos de ornamentación como consecuencia de la expansión de los elementos internos de sujeción; enraizamiento de vegetación por debajo de los revestimientos y de las fábricas; falta de elementos de fábricas; y falta de vidriado en piezas de azulejerías y de tejas de cubiertas por los agentes atmosféricos. La solución de urgencia que se adopta es la instalación de una malla de protección que envuelva el remate de la torre sur, para evitar nuevas caídas hacia el exterior de elementos sueltos. Igualmente se realizan trabajos de eliminación de aquellas piezas que se consideran inestables y con posibilidad de desprendimiento. Se completa esta actuación con la limpieza de la maleza. 

Una de las torres desde la azotea. Una de las torres desde la azotea.

Una de las torres desde la azotea. / Juan Carlos Vázquez

Fruto de estas patologías, se ha redactado por parte de Jacinto Pérez Elliot, jefe del servicio de arquitectura de la Diputación, el proyecto de intervención que ha salido a licitación hace unos días. La Comisión Provincial de Patrimonio dio el visto bueno a la intervención el 27 de abril de 2020.

La intervención, como recoge el proyecto, comenzará con el picado de los revestimientos hasta la completa eliminación de antiguos recubrimientos o revoque, relieves y/o tracerías de fábrica mixta disgregadas o sueltas. Se acometerá un limpieza del cerramiento de la fábrica de ladrillo de cara vista, eliminando las eflorescencias, restos de cemento o mortero, manchas y suciedad en general. Esta fase concluirá con la aplicación de un tratamiento impermeabilizante a las fábricas.

Posteriormente, se procederá a la restauración de los diferentes elementos. Se procederá a la reintegración y consolidación de los elementos de piedra perdidos total o parcialmente en los cuerpos centrales de las torres. También se hará una limpieza, sellado de grietas, consolidación y reposición de la azulejería. Se procederá al desmontaje y recuperación de las tejas vidriadas árabes deterioradas de las bóvedas de cubrición de las torres y su retejado con elementos de cerámica vidriada árabe, formando los faldones de color azul, blanco, amarillo y verde, ya sean repuestos o de nueva fábrica.

La cruz que corona la cúpula de una de las torres y la pérdida de morteros. La cruz que corona la cúpula de una de las torres y la pérdida de morteros.

La cruz que corona la cúpula de una de las torres y la pérdida de morteros. / D. S.

En cuanto a los recubrimientos, se aplicará cal hidráulica natural en los paramentos verticales de salientes, rehundidos y cornisas; se restañarán las grietas con inyección de mortero; y se dará un tratamiento y aplicación de pintura a los elementos metálicos. Finalmente, todas las superficies serán tratadas con antiherbicida y fungicida para la destrucción y prevención de la vegetación, microorganismos y raíces de arbustos; y se instalará una protección antiaves.

Restauradas en la década de los noventa

La fachada a la calle San Luis del conjunto monumental de San Luis de los Franceses está rematada por dos torres de fachada idénticas, realizadas por Leonardo de Figueroa, que se alojan en sus extremos con campanarios. El cuerpo es de forma octogonal, de cuatro arcos de medio punto abiertos y cuatro ciegos con figuras de evangelistas. Las cubiertas son de tejas vidriadas en color blanco-azul, de pronunciada pendiente y se rematan en forma de pináculo don dos cuerpos más pequeños y otro menor. Las torres fueron restauradas en la década de los noventa, mediante un proyecto redactado por el arquitecto Fernando Mendoza y, desde entonces, no se ha producido una nueva intervención integral como la que ahora se plantea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios