El visto bueno era esperado por el gobierno antes del otoño

La revitalización de los Jardines de San Telmo sigue a la espera de Patrimonio

  • La comisión provincial aún no ha dado el visto bueno a un proyecto que acabará con la estampa de degradación

  • La restauración de las cubiertas del Teatro Lope de Vega y el Casino de la Exposición arranca en 2022

Las caracolas que se encuentra en los antiguos Jardines de San Telmo.

La esperada peatonalización del entorno del Teatro Lope de Vega y el Casino de la Exposición que acabará con los aparcamientos indiscriminados y la estampa de degradación sigue sin fecha. La demora se debe a que el proyecto para los antiguos Jardines de San Telmo aún no ha recibido el visto bueno de los técnicos de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico. La resolución era esperada por el gobierno socialista antes del otoño. Nada de momento.

La reordenación de los jardines se realizará en coordinación entre la Gerencia de Urbanismo y Emasesa, ya que es necesario intervenir en las tuberías. El modelo es idéntico al utilizado para las peatonalizaciones de las calles Mateos Gago y Baños. Esta reordenación que combina cultura, espacios peatonales y mejoras urbanísticas comenzará con la eliminación de los aparcamientos para convertir este espacio en varias plazas públicas vinculadas a la cultura y la ciencia. También desaparecerán las caracolas y se pondrá en uso la antigua discoteca Bandalai.

Las instituciones tienen en mente realizar numerosas actividades en el nuevo espacio que favorecerá la accesibilidad y los itinerarios peatonales. Entre las ideas esbozadas por los organismos se encuentran realizar un mercado del libro y una galería de arte, o celebrar las actuaciones programadas en citas anuales como Nocturama y ensayos de bandas de música. Los trabajos están divididos en seis fases, y se espera que estén terminados en dos o tres años.

Con este panorama, sucesivos gobiernos municipales han anunciado grandes proyectos para revitalizar estos espacios y devolverles todo su esplendor eliminando las caracolas, los aparcamientos, reordenando los espacios, etcétera. El popular Juan Ignacio Zoido, tras pregonar un gran proyecto, se limitó a pequeños arreglos y micropeatonalizaciones. En 2016, el Pleno aprobó una gran reforma. En abril del 2019, el gobierno local daba a conocer otro gran proyecto de mejora y dinamización de los antiguos jardines del Palacio de San Telmo. El Ayuntamiento informaba que los 27.000 metros cuadrados de espacios libres de este enclave estratégico, declarado todo el sector como Bien de Interés Cultural (BIC), serían objeto de una serie de trabajos de mejora urbanística y paisajística para convertirlo en un nuevo polo de actividades lúdicas, artísticas, culturales y educativas.

Lo que empezará en unas semanas son las obras de restauración de las cubiertas del Teatro Lope de Vega y del Casino de la Exposición, una actuación que comprende la subsanación y reparación de filtraciones y la restauración de todos los elementos decorativos de cerámica incluida la cúpula. La licitación de los trabajos ya fue aprobada. La inversión tiene un presupuesto de 740.000 euros y se va a ejecutar en 2022 en distintas fases con un programa de obras previsto para que la actuación en el Lope de Vega pueda limitar la actividad cultural se ejecute durante los meses de fuera de temporada.

La obra viene de la mano del impulso de tres nuevos proyectos para la rehabilitación y mejoras en bienes patrimoniales protegidos de titularidad municipal dentro de la estrategia puesta en marcha por el gobierno en los últimos años. Concretamente, las intervenciones se realizarán en el Monasterio de San Jerónimo, el edificio de la Torre La Única y el Pabellón Real. Junto a esto, se ha puesto en marcha una nueva línea de actuación a través de la contratación de equipos específicos para la conservación y mantenimiento de la Plaza de España, el Palacio del Pumarejo y la Fábrica de Artillería.

Más de 3,6 millones para el Monasterio de San Jerónimo, la Torre La Única y Pabellón Real

La primera fase del proyecto del monasterio de Buenavista de San Jerónimo se ha aprobado para que pueda llevarse a cabo durante 2022. Las obras se licitan por un importe de 1,8 millones y van a comprender la intervención sobre la cimentación, la restauración de los pavimentos del claustro y deambulatorio bajo, una nueva instalación de saneamiento para la evacuación de aguas pluviales y obras de reposición de calidad constructiva. Posteriormente se ejecutará una segunda fase presupuestada en 4,8 millones.

Una segunda inversión es la rehabilitación de la Torre la Única de Torneo con el objetivo de que se pueda poner en valor coincidiendo con la recuperación del entorno por la obra de reurbanización que ejecuta en estos momentos Urbanismo. En este caso el proyecto cuenta con un presupuesto de 679.000 euros y se centrará en la rehabilitación del edificio y la implementación de medidas que favorezcan la accesibilidad como adecuación de escaleras e instalación de ascensores. El inmueble recuperado para la ciudad permanecerá como SIPS garantizando así su continuidad como equipamiento cultural.

Por último, se ha remitido ya a la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico el proyecto básico que comprenderá las obras necesarias para la recuperación del Pabellón Real como centro expositivo y divulgador de la figura de Aníbal González Álvarez de Osorio y en general de la arquitectura regionalista sevillana. El edificio pasará así a completar la oferta expositiva de la Plaza de América junto al Pabellón Mudéjar y el Museo Arqueológico Provincial. La inversión estimada para la adecuación se aproxima a 1,2 millones, que se suma al millón invertido el pasado mandato para la restauración de la fachada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios