Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Sevilla

Más de 60.000 sevillanos acudieron a unidades de Salud Mental en 2012

  • Las familias de enfermos reivindican en el Parlamento más atención en su día mundial.

Más de 61.800 sevillanos acudieron durante el año pasado a las distintas unidades de Salud Mental Comunitaria, un servicio asistencial de apoyo a los centros de salud que atiende a un creciente número de enfermos. Los problemas mentales han aumentado de manera notable durante los últimos años principalmente debido al incremento de los cuadros de ansiedad y de depresión vinculados a las dificultades económicas, entre otros motivos.

El doctor Eulalio Valmisa, psiquiatra y coordinador adjunto del Plan de Salud Mental de Andalucía, recuerda que en estudios recientes "hemos comprobado un aumento del 60% en las primeras consultas al comparar dos periodos, de 2001 a 2007 y de 2008 a 2012". Es precisamente el año del inicio de la crisis, 2008, cuando la demanda de asistencia por trastornos mentales comenzó a crecer de manera destacable, lo cual ha llegado a desbordar las consultas de Atención Primaria. Se estima que en torno al 30% de las asistencias en centros de salud están provocadas por trastornos.

En el Día Mundial de la Salud Mental, el doctor Valmisa recordó ayer que esta tendencia al alza de los problemas mentales es generalizada en el ámbito estatal, según estudios que vinculan el endeudamiento con estos problemas de salud.

El impacto de la crisis, la elevada tasa de paro, la pérdida de recursos públicos provocados por los recortes en Salud y Dependencia lo sufren de manera muy especial los enfermos mentales graves y sus familias. Patologías como la esquizofrenia no están vinculadas a las dificultades económicas pero éstas afectan de manera muy desfavorable a los enfermos, que ya se encuentran en riesgo de exclusión social por la propia enfermedad. Los recortes en general y en especial los destinados a la Ley de la Dependencia agravan aún más los problemas mentales graves. "En la evolución de estos enfermos son claves no sólo los tratamientos sino también la integración social", añade el doctor Valmisa.

Para reivindicar los recursos necesarios para favorecer la integración, la Federación Andaluza de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (Feafes-Andalucía) se reunió con los grupos políticos en el Parlamento. "Son tres los grupos de pacientes que ahora necesitan más atención, los que están privados de la libertad, las personas sin hogar y los niños", comentó Concha Cuevas, presidenta de Feafes. Las familias piden que se materialicen los proyectos previstos (centros de día, pisos tuteladas, programas de integración, etcétera).

La reforma psiquiátrica de los años 80 terminó con centros aberrantes (manicomios) según la psiquiatría moderna, pero desde entonces las administraciones no han logrado crear los recursos suficientes para atender las necesidades de los enfermos mentales. "Las familias están preocupadas porque los planes hasta 2006 contaron con importantes recursos para mejorar a salud mental, pero los proyectos comenzaron a postergarse desde ese año", incidió el doctor Valmisa. Las ayudas a la Dependencia para aquellos enfermos con discapacidad también se han paralizado, lo que coloca en una situación aún de mayor desventaja a pacientes y familias. "Sólo reivindicamos que recibamos la asistencia en igualdad de condiciones que el resto de los enfermos", añadió la portavoz de las familias, quien pidió la reactivación de los proyectos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios