Educación

Sindicatos e inspectores alertan del "desgobierno" en la Delegación de Educación de Sevilla

  • CCOO advierte que las sustituciones e incorporaciones no pueden gestionarse por la falta de un delegado

Sede de la Delegación territorial de Educación en Sevilla. Sede de la Delegación territorial de Educación en Sevilla.

Sede de la Delegación territorial de Educación en Sevilla. / D. S.

Una situación de desgobierno en un momento crítico. La dimisión del último delegado territorial de Educación en Sevilla ha provocado que sindicatos e inspectores lancen un mensaje de emergencia sobre la situación que atraviesa un departamento que se enfrenta a uno de los inicios de cursos más complicados a consecuencia de la pandemia de coronavirus.

Tras dimitir Miguel Martín León como nuevo delegado, pocos días después de relevar en el puesto a Marta Escrivá, uno de los primeros en alzar la voz por dicha inestabilidad ha sido el secretario general del sindicato provincial de enseñanza de CCOO, Miguel Albéndiz, quien ha denunciado este viernes el "desgobierno indefinido" que sufre la Delegación territorial de Educación.

En este punto debe recordarse que Martín León dimitió del puesto al estar procesado en una causa judicial que investiga presuntos delitos de pertenencia a grupo criminal, estafa continuada, falsedad documental y apropiación indebida. Era el tercer delegado en el año y medio en que Cs ha asumido las políticas educativas en Andalucía. El primero fue Joaquín Pérez Blanes, si bien tras su renuncia por motivos familiares, la delegación pasó a estar dirigida por Marta Escrivá, hasta entonces viceconsejera de Educación y Deporte. A las dos semanas de iniciarse el curso, fue cesada y sustituida por Martín León, perteneciente al círculo de amistades del consejero de Educación, Javier Imbroda.

"La gestión de la educación en la provincia se encuentra a medio gas en un momento crítico. Además de los innumerables problemas y contratiempos propios que surgen cada año, en este nos encontramos con la inactividad educativa presencial desde mediados de marzo, los numerosos casos de contagio en las aulas y las incidencias que se están produciendo entre los trabajadores de los centros docentes, con cuarentenas que obligan a permanecer en casa dos semanas", ha explicado Albéndiz, quien lamenta la "situación de desgobierno de manera indefinida" que padece dicho departamento.

Vacantes sin cubrir

Según ha precisado, "la falta de responsable provoca que haya numerosas vacantes y sustituciones pendientes de cubrir porque necesitan una firma". "Se da la circunstancia de trabajadoras que han renunciado a su empleo para ocupar un puesto en Educación y actualmente se encuentran a la espera, ya que han sido llamadas para incorporarse a un centro docente, pero la falta de firma las mantiene en un limbo, sin sueldo ni prestación por paro", advierte el representante sindical.

"Es intolerable que situaciones internas de un partido perjudiquen a un servicio público esencial como es la educación no universitaria. Por encima de esto debería existir alguien que ponga remedio, pues esto no es un problema local o sectorial de Educación, sino un problema de Gobierno, y es muy grave lo que está transmitiendo el Ejecutivo andaluz con esta situación, para la que exigimos una solución inmediata", apostilla Albéndiz.

A esta queja se ha sumado una carta enviada por una veintena de inspectores de Educación en la que también lamentan la situación que sufre este departamento. En el escrito insisten en la imagen negativa que se transmite a la ciudadanía, en unos momentos en el que desde la Administración pública se le exige responsabilidad y confianza para afrontar un curso marcado por el Covid. 

Por ahora, Imbroda se ha limitado a asegurar que el proceso de sustitución y elección del nuevo delegado se encuentra en marcha y que en los próximos días se conocerá la persona que desempeñará este cargo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios