Salud

Una técnica que salva vidas pero sólo en horario de oficina

  • El SAS recibe una reclamación por un servicio del Virgen del Rocío que trata los aneurismas pero únicamente de lunes a viernes y hasta las tres.

Comentarios 12

Más de 48 horas de "espera y sufrimiento con el corazón en un puño", deseando que fuera ya lunes y "rezando para que Mariló no sufriera otra hemorragia cerebral". Desde el pasado viernes 2 de mayo, Gustavo Molina, junto a su familia, espera en el Hospital Virgen del Rocío a que su esposa, de 54 años, despierte tras sufrir dos derrames tras la rotura de un aneurisma, lo que le provocó un coma y su ingreso en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Para tratar estos casos, el Virgen del Rocío aplica una técnica llamada arteriografía cerebral, que consiste en guiar un catéter desde la ingle hasta la zona afectada para inyectar un contraste que permite ver los vasos con una mayor precisión y taponar así el aneurisma. Esta intervención puede salvar vidas, pero el hospital sólo la lleva a cabo de lunes a viernes y hasta las tres, "algo inaceptable si tenemos en cuenta que el Virgen del Rocío es el buque insignia de la salud pública andaluza", añade Gustavo Molina.

El sevillano llegó con su esposa al centro médico sobre las once de la noche del viernes 2 de mayo tras sufrir una primera hemorragia cerebral. Ésta perdió la conciencia durante unos minutos pero, según relata su marido, no tuvo pérdidas sensoriales ni motoras. Unas siete horas después, la paciente volvió a sufrir otro sangrado a causa del mismo aneurisma. "Los médicos nos informaron de que mi esposa necesitaba una intervención especial, pero que ésta sólo se podía realizar a partir del lunes porque no había personal cualificado de guardia para realizarla", señala Gustavo Molina. "Fueron dos días espantosos. Existía el riesgo de una tercera hemorragia y que empeorara, incluso su muerte. A pesar de esto, no se le intervino en todo el fin de semana. Sólo podíamos esperar".

Ante esta situación, el sevillano Gustavo Molina ha presentado una hoja de reclamación contra el Servicio Andaluz de Salud: "No tengo quejas del personal sanitario, pero considero que esto no puede volver a ocurrir. A mi esposa la intervinieron el lunes día 5, pero con la espera se asumió un gran riesgo. Sospecho que esto se debe a los recortes económicos en la salud pública. No tiene sentido que esta técnica no esté disponible 24 horas al día y los 365 días del año".

Por su parte, el Hospital Universitario Virgen del Rocío asegura que el actual horario de la técnica de la arteriografía cerebral intervencionista cumple "los estándares internacionales de calidad, que recomiendan aplicar esta técnica al paciente en las 72 horas siguientes a una hemorragia subaracnoidea con aneurisma. Son los propios profesionales que atienden esta patología (anestesistas, neurocirujanos y radiólogos) quienes integran los grupos de trabajo de conocimiento que garantizan el cumplimiento de los criterios de calidad asistencial. Por tanto, el que no esté disponible 24 horas no responde a un criterio economicista de ahorro". Además, según informan fuentes consultadas del centro hospitalario, "no se trata de la única opción terapéutica para esta patología, ya que tampoco se puede aplicar en todos los pacientes ni está disponible en la mayoría de hospitales españoles".

El sevillano Gustavo Molina ha movilizado su caso a través de las redes sociales más conocidas y cuenta con un importante apoyo popular: "Creo que a los médicos y a la sociedad en general les interesa que esto cambie. Creo que resulta más económico invertir en un servicio terapéutico y de diagnóstico de calidad que arriesgarse a que el paciente pase por la UCI y necesite una larga rehabilitación, sin contar con que, quizás, el paciente, no pueda volver a la vida laboral, con el gran coste que supone esto para el sistema".

El afectado hace hincapié en que su reclamación no es una crítica a la salud pública, ya que "no hay nada que deba ser más público que la salud", pero insiste en la importancia de que esta situación no se vuelva a repetir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios