Cursos de Verano de la Universidad Pablo de Olavide

Una media de 18 millones de españoles consumen porno a diario

  • Es el resultado de un estudio realizado por la empresa Quantika14, con Jorge Coronado a la cabeza, que se dio a conocer ayer en el curso ‘Ciberdelincuencia de género: desde el control 2.0 a las viola-graba-ciones’

El director ejecutivo de Quantika14 y director del curso sobre ciberdelincuencia, Jorge Coronado. El director ejecutivo de Quantika14 y director del curso sobre ciberdelincuencia, Jorge Coronado.

El director ejecutivo de Quantika14 y director del curso sobre ciberdelincuencia, Jorge Coronado.

Comentarios 1

Un informe elaborado por la empresa Quantika14 revela que una media de 18 millones de españoles visitan páginas pornográficas en internet a diario, un número altísimo teniendo en cuenta que hay 46 millones de habitantes en nuestro país. Este significativo dato se dio a conocer ayer en los cursos de verano de Olavide en Carmona, concretamente en la acción formativa Ciberdelincuencia de género: desde el control 2.0 a las viola-graba-ciones.

“Las mujeres ven pornografía, pero en un porcentaje mucho menor que el de los hombres”, comenta el director ejecutivo de Quantika14, Jorge Coronado, que añade que la página más consultada de España es Xvideos:

“Los vídeos que se suben a Xvideos no son verificados y el usuario no sabe si el vídeo que está viendo tiene el consentimiento de los actores"

Entonces, a lo mejor están viendo un abuso o una violación y no lo saben. Esta página web no tiene ningún sistema que verifique si los actores han dado su consentimiento, con lo cual se pueden subir vídeos de menores y da igual”.

Otro comportamiento abiertamente machista del sitio mencionado y de otros portales pornográficos es colocar una pestaña con el lema ¿Quién es ella? en vídeos amateur que pueden ser robados para que se identifique a la protagonista, evidentemente, sin su consentimiento, una práctica perseguida por la nueva Ley de Protección de Datos. “A veces ponen hasta números de teléfono, un auténtico reclamo para los acosadores. También hemos encontrado a sujetos que, cuando se encuentran o roban un móvil, lo primero que hacen es subir a internet las fotos íntimas de la dueña del teléfono”, agrega Coronado.

Este curso de Olavide en Carmona ha contado también con ponencias reveladoras, como la del periodista Rafael Cremades (Canal Sur), que llevó testimonios de mujeres ciberacosadas emitidos en su programa de radio Aquí estamos.

A la hora de denunciar, la empresa, que se dedica a localizar y verificar las pruebas digitales necesarias para llevar a cabo un procedimiento legal, se suele encontrar tres casos: que se hayan borrado los mensajes de la red social de turno, con lo que “no podemos garantizar que se vayan a recuperar siempre”; hay que autentificar técnicamente que todas esas pruebas digitales no han sido alteradas o modificadas en ningún momento, para lo que Quantika14 ha desarrollado una herramienta ad hoc; y el tercer caso es que el ciberacoso se haga de forma anónima, lo que requiere de una investigación para la que la empresa también tiene herramientas que pueden desenmascarar al acosador.

En definitiva, el lugar prominente del porno en el ocio cibernético masculino es el caldo de cultivo idóneo para que se desarrollen conductas machistas on line.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios