Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Sevilla

El temor al vandalismo obliga a la Cabalgata a modificar su itinerario

  • El cortejo de los Reyes Magos rodeará la zona vallada del Parque de María Luisa para evitar los desperfectos propios de la concentración de público en este lugar

El temor al vandalismo y a los destrozos en el Parque de María Luisa ha obligado a la Cabalgata de los Reyes Magos a modificar su itinerario. El cortejo de la ilusión del año 2009 no atravesará la zona vallada del Parque debido a los daños en la vegetación y en el mobiliario urbano que causa la concentración de público en este lugar. El desfile rodeará el Parque por la avenida de la Borbolla para volver por la espalda de Capitanía y reincorporarse a su recorrido habitual por la Plaza de España, uno de los lugares más concurridos del itinerario y por el que sí pasará un año más la Cabalgata.

Así lo informaron ayer representantes del Ateneo y del Ayuntamiento de Sevilla al término de una reunión celebrada en el Centro de Coordinación Operativa (Cecop) para diseñar el dispositivo de la Cabalgata. Serán en total 397 los agentes de la Policía Local que participen en las tareas de control, cortes de tráfico y acompañamientos del cortejo. A estos policías hay que sumarles también el refuerzo de agentes del Cuerpo Nacional, así como los miembros del servicio de Protección Civil. Una de las novedades de este año es la creación de un puesto de mando avanzado dentro del desfile. Este centro de control estará ubicado en un vehículo que acompañe a las carrozas y en cuyo interior habrá un representante de la Policía Local, otro de los Bomberos, otro de Protección Civil y otro de la Policía Nacional. De esta manera el Consistorio quiere reaccionar cuanto antes a cualquier imprevisto.

También dentro de la Cabalgata irá un vehículo del servicio de alumbrado público. El objetivo de esta medida es la de impedir que se registren problemas como los ocurridos el año pasado en la avenida de Felipe II, donde las carrozas no podían pasar por debajo de las luces navideñas al ser más altas que éstas.

Para evitar incidencias de este tipo, el Ayuntamiento ha decidido retirar el alumbrado navideño de esta avenida entre la tarde del día 4 y la mañana del 5. "El problema de Felipe II es que es una calle muy ancha y las guirnaldas pueden ceder un poco con el viento", apuntó la delegada municipal de Fiestas Mayores, Rosamar Prieto-Castro. En el resto de calles por las que transitará la Cabalgata se mantendrán las luces.

Otra de las novedades es la presencia de un coche del servicio 072 de respuesta urbana para resolver cualquier tipo de incidencias sobre la marcha. Los trabajadores del Ayuntamiento han medido la altura de las luces de todo el recorrido y volverán a hacerlo la mañana previa a la Cabalgata.

El desfile de los Magos saldrá de las antiguas cocheras de Tussam en el Porvenir a las cinco de la tarde y se recogerá -esa es al menos la hora prevista por el Ateneo- a las diez de la noche en el campo de deportes situado a la espalda del gimnasio próximo a la estación de Santa Justa. Es un recorrido de 1,8 kilómetros menos que el del año anterior y que tiene previsto cubrirse en media hora menos.

El cortejo tiene un tiempo de paso de unos 50 minutos. En él participarán aproximadamente 2.500 niños, que se repartirán en 30 carrozas y estarán acompañados por siete bandas de música. El Ateneo ha vuelto a reducir este año el número de caramelos que se lanzarán, que estará en torno a los 50.000. En la edición anterior se arrojaron 65.000, mientras que en la salida del año 2007 fueron 80.000 las golosinas que se repartieron.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios