la condena a un catedrático por abusos

Las víctimas del catedrático piden al juez una aclaración de la condena

  • Solicitan que precise si el fallo incluye la prohibición de acercarse a las docentes durante cinco años

Santiago Romero.

Santiago Romero. / juan carlos vázquez

Las profesoras y la becaria de investigación que sufrieron los abusos sexuales por parte del ex decano de la Facultad de Ciencias de la Educación Santiago Romero Granados han pedido al juez de lo Penal número 2 de Sevilla una aclaración sobre la sentencia, que condenó al acusado a siete años y nueve meses de prisión por tres delitos continuados de abusos sexuales y otro de lesiones, además del pago de 110.000 euros en indemnizaciones.

El abogado Gregorio López, que representa a dos de las víctimas, explicó este martes a este periódico que ha solicitado en concreto al juez una aclaración y complemento de la sentencia, dado que la misma no se pronuncia sobre la petición de esta acusación de que se prohíba además acercarse al catedrático a menos de 300 metros del domicilio de las víctimas, de su lugar de trabajo o cualquier otro frecuentado por las mismas durante cinco años.

Otra acusación pidió que se le prohíba residir en Sevilla durante tres años

En el mismo sentido se ha pronunciado la acusación particular de la otra víctima, que también había solicitado en sus conclusiones provisionales que se prohibiera al profesor Santiago Romero que resida en Sevilla o se comunique por cualquier medio con la mujer durante tres años.

El juez de lo Penal número 2 de Sevilla aún no ha procedido a aclarar la sentencia, en cuya parte dispositiva se hacía referencia a las penas de cárcel impuestas y al pago de las indemnizaciones -del que deberá hacer frente la Universidad de Sevilla al haber sido condenada como responsable civil subsidiaria- pero no a estas penas accesorias que también habían solicitado las acusaciones particulares que representan a las dos profesoras y a la becaria.

El juez aún no ha dado por finalizado el plazo para presentar los recursos de apelación contra esta sentencia porque tanto las acusaciones como las defensas han solicitado la entrega de las grabaciones con las sesiones de la vista oral.

Fuentes próximas a la defensa de Santiago Romero Granados anunciaron en su día que recurriría en apelación ante la Audiencia de Sevilla la sentencia, al estimar que la misma "no es ajustada a Derecho" e incurre en un "grave error al apreciar la prueba practicada en el juicio", por lo que insistieron en la "inocencia" del catedrático, que está suspendido por la Hispalense.

Las fuentes indicaron que siguen confiando en la "inocencia" de su cliente, al estimar que el profesor "no cometió los hechos en los términos referidos en la sentencia", por lo que anunciaron el recurso de apelación ante la Audiencia de Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios