Sevilla

Así vigila la Policía Local el cumplimiento de las normas en los bares de Sevilla

  • Más de 3.000 inspecciones en los negocios de hostelería desde que se permitió su reapertura con restricciones. El martes se salda con 162 inspecciones con 29 infracciones apreciadas. 

Agentes de la Policía Local en labores de inspección en los negocios de hostelería Agentes de la Policía Local en labores de inspección en los negocios de hostelería

Agentes de la Policía Local en labores de inspección en los negocios de hostelería / Juan Carlos Muñoz (Sevilla)

Desde la declaración del estado de alarma, el Ayuntamiento de Sevilla mantiene un dispositivo policial reforzado con dos turnos semanales de trabajo divididos, lo que permite tener en torno a las 120 patrullas en la calle y que, además, ha evitado problemas de contagios en la plantilla.

Este dispositivo se ha ido adaptando a los cambios en las restricciones y a las distintas fases. Cuando se abrieron los parques, por ejemplo, la prioridad fue el control del cumplimiento de las normas en todas las amplias zonas verdes. Anteriormente lo habían sido los vehículos que circulaban sin autorización o las personas que transitaban por la vía pública en periodos no permitidos.

Desde la entrada de Sevilla en el nivel 1 ha habido una planificación "importante", según el Ayuntamiento, en torno a la actividad comercial y de hostelería que se ha incorporado puesto que se entendía como fundamental el cumplimiento de la normativa ante el riesgo de grandes concentraciones y de contagios. Es un problema de salud pública "serio".

Se han realizado 15.701 actuaciones policiales en estos días de los cuales una quinta parte se corresponden con la actividad hostelera y los negocios. El martes se salda con 162 inspecciones con 29 infracciones apreciadas. 

Desde el inicio de la fase 1 se han realizado 3210 inspecciones a establecimientos para garantizar el cumplimiento de la normativa, de la distancia social y del número mesas con veladores

La inmensa mayoría de esas inspecciones se realizan tras llamadas y avisos de ciudadanos al 092 al observar irregularidades en los incumplimientos. Desde la entrada en la fase 1 se han registrado en el 092 un total de 3379 incidencias. En torno al 90% de las llamadas estaban relacionadas con el incumplimiento de medidas en la vía pública y en negocios.

La media en estos momentos está en 3,3 inspecciones a establecimientos por cada turno de trabajo de una patrulla. Es decir, una inspección a establecimiento cada dos horas de trabajo por patrulla. Una proporción razonable dentro del trabajo de vigilancia policial.

En estos controles, las revisiones se están centrando en los el cumplimiento del número de veladores autorizados, el aforo, las distancias y las distintas medidas de seguridad de acuerdo con la orden ministerial. No obstante, una vez que se hace una inspección y se actúa ante una irregularidad, se comprueban otras cuestiones.

Es como si se hace un control de alcoholemia y en el mismo momento se aprovecha para pedir el carné y el seguro del coche. Ya se comprueba todo. Lo mismo ha ocurrido durante el resto del estado de alarma. De hecho ha habido varias denuncias por conducir sin carné.

Los casos de incumplimientos

La inmensa mayoría de los establecimientos está respetando las normas, pero hay una minoría que no lo está haciendo. Se han dado casos por ejemplo de hosteleros que tenían licencias de instalación de veladores falsificadas, se dio el caso del bar Jota al principio que con varios incumplimientos ; ha habido infracciones por vender bebidas a la vía pública, exceso de veladores, o permitir la estancia en el interior del local cuestión que está prohibida. También se han denunciado tiendas que vendían al exterior incumpliendo la norma y en una competencia ilegal con la hostelería.

Ha habido mucho trabajo informativo especialmente los primeros días pero estaba en riesgo la salud pública y por eso los controles son estrictos.

Cabe destacar en relación con la regulación de la hostelería varios aspectos. Ahora mismo pueden poner el 50% de los veladores que tenían autorizados antes de la crisis sanitaria sin ningún papel. Quien no tuviera licencia antes, no puede poner veladores ahora. Para ampliar la superficie tienen que solicitarlo a Urbanismo, que tiene un plazo de respuesta de cinco días. Se abrió el proceso el jueves. El lunes sólo había 30 solicitudes, hoy hay 100 pero deben cumplir una serie de requisitos y presentar una sencilla documentación, que no siempre se cumple. Las nuevas licencias de veladores desde hace dos años están sujetas al decreto 155 de la Junta de Andalucía que exige una serie de condiciones de casi imposible cumplimiento. Por eso hay muchos negocios sin veladores y con los permisos pedidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios