Sevilla

Viola a una joven haciéndose pasar por un taxista pirata

  • La Policía ha detenido al presunto agresor, un hombre de 24 años, tras identificarlo por ADN

  • En el momento del arresto estaba en prisión por otras dos agresiones sexuales

El laboratorio de la Policía Científica de Sevilla. El laboratorio de la Policía Científica de Sevilla.

El laboratorio de la Policía Científica de Sevilla. / DGP

La Policía Nacional ha detenido a un joven de 24 años que violó a una chica haciéndose pasar por un taxista pirata. Los hechos ocurrieron el pasado mes de agosto, pero ha sido detenido ahora gracias a la identificación por ADN que hizo el laboratorio de Policía Científica. Cuando fue arrestado se encontraba en prisión preventiva por otras dos agresiones sexuales ocurridas en Alcalá del Río.

La violación se produjo una madrugada de agosto. El presunto violador se presentó a la víctima, que iba con su hermana, a la salida de la discoteca Rosso, la terraza de verano de Antique, en la isla de la Cartuja. Ofreció a las dos chicas llevarlas a su casa por cinco euros, una práctica que es conocida como taxis piratas y que no es infrecuente en las zonas de ocio nocturno de la ciudad. 

El hombre iba bien vestido y llevaba un Peugeot de color azul con buena apariencia, lo que le ayudó a ganarse la confianza de las dos jóvenes. Éstas accedieron a subirse al vehículo y se dirigieron hacia la zona de Camas. Al llegar a la rotonda más próxima a Santiponce, el taxista pirata dejó a una de las dos chicas y continuó el camino con la hermana.

En vez de llevarla a su domicilio, se dirigió a un descampado, donde detuvo el coche y bloqueó las puertas. Allí se echó encima de la joven y la violó. La chica intentó pedir auxilio por su teléfono móvil, pero el agresor le arrebató el dispositivo y lo arrojó al suelo del vehículo.

Una vez completada la agresión sexual, el presunto autor de la misma dejó a la chica en una rotonda próxima a la plaza de toros de Camas. La chica se quedó allí llorando y desorientada, hasta que la vio una mujer que pasaba por esa zona y a la que contó lo ocurrido. Esta señora acompañó a la víctima a la comisaría de la Policía Nacional, que activó el protocolo de agresiones sexuales. 

La joven fue trasladada al Virgen del Rocío, donde fue asistida. Los agentes analizaron las manifestaciones de la víctima y de los testigos, reconstruyeron el recorrido que el autor hizo con la víctima y visualizaron todas las cámaras de vigilancia del itinerario. Estas pruebas arrojaron muchos datos sobre el vehículo utilizado.

También pudieron obtenerse restos de ADN del sospechoso, que no tenía antecedentes en la demarcación de la Policía Nacional pero sí en la de la Guardia Civil. Se trata de un hombre de 24 años identificado como I. C. G. En el momento de la detención estaba en prisión por dos agresiones sexuales cometidas en Alcalá del Río. Ahora también lo está por esta otra violación.

El hecho de que haya cometido presuntamente tres violaciones en escasos meses lleva a la Policía a pensar que puede haber más víctimas que no hayan querido denunciar los hechos por miedo o vergüenza. La investigación de este caso la han dirigido los agentes de la comisaría local de Camas y del equipo de Policía Científica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios