Sevilla FC

Banega se quedará finalmente este verano en el Sevilla

  • Ultimado el acuerdo a tres bandas entre el club de Nervión, el Al Shabab árabe y el jugador argentino 

Banega, el pasado viernes en el partido ante el Valladolid. Banega, el pasado viernes en el partido ante el Valladolid.

Banega, el pasado viernes en el partido ante el Valladolid. / Europa Press

Julen Lopetegui va a seguir contando con Éver Banega para las cinco jornadas de Liga que le quedan al Sevilla Fútbol Club en su propósito de clasificarse para la Liga de Campeones. Y también estará disponible el manijero argentino para acometer ya en agosto el frente continental, con esa eliminatoria a partido único ante la Roma, en una ciudad alemana por determinar aún, y la final a ocho si los sevillistas apean a los italianos.

Según fuentes muy cercanas al jugador y del propio Sevilla, el acuerdo está "ultimado a falta de unos flecos que no van a impedir el acuerdo oficial". Será, lógicamente, en unas condiciones ventajosas para todas las partes", incluido el Al Shabab de Arabia, que es el club que en principio tenía todo el rdecho a reclamar al jugador desde hoy mismo por el contrato de tres años que han firmado. Sólo es cuestión de tiempo la oficialidad del acuerdo para que Banega juegue esta suerte de prórroga estival con el equipo de Nervión.

Las trabas deportivas y económicas que se planteaban con la permanencia de Banega en el Sevilla más allá del 30 de junio han sido subsanadas con la buena predisposición del Al Shabab, equipo que entrena el español Luis García Plaza. La liga árabe que debió parar por la pandemia se va a acabar finalmente del 4 de agosto al 9 de septiembre (Banega no puede actuar en ella, ya que no está inscrito ni puede estarlo), la siguiente campaña no arrancará hasta octubre y por tanto el internacional arhentino no tendrá que integrarse en su nuevo club hasta bien entrado septiembre.

El pasado 25 de enero, el Al Shabab árabe sorprendió a todos, el propio jugador de Rosario incluido, al sacar a la luz pública el acuerdo con el organizador por tres temporadas. Por entonces, Banega ya podía negociar con otro club, ya que restaban menos de seis meses para que expirara su contrato con el club de Nervión. Monchi quería que estampara su renovación pero no a cualquier precio, una condición que la opulencia árabe no le puso sobre la mesa a un jugador que acaba de cumplir 32 años.

El hecho de que estar a punto de hacer las maletas para llenarlas de petrodólares no ha restado un ápice del compromiso de Banega con el Sevilla. Todo lo contrario. Quiere abrochar una despedida digna de su trayectoria con la camiseta blanca. Y ese último esfuerzo puede resultar clave para la cosecha sevillista en la Liga (julio) e incluso la Liga Europa (agosto).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios