SEVILLA - maribor | sala de prensa

Berizzo, satisfecho por ganar con la idea

  • "Me agradó ver un Sevilla dominante y contundente en los últimos metros, eso es lo que quiero", dice el argentino

Eduardo Marcucci, mano derecha de Berizzo, dirigió ayer al Sevilla por la expulsión de éste en Liverpool. Eduardo Marcucci, mano derecha de Berizzo, dirigió ayer al Sevilla por la expulsión de éste en Liverpool.

Eduardo Marcucci, mano derecha de Berizzo, dirigió ayer al Sevilla por la expulsión de éste en Liverpool. / juan carlos muñoz

El entrenador del Sevilla, Eduardo Berizzo, se mostró muy satisfecho por la victoria lograda por su equipo. Sobre todo, por el hecho de que sus pupilos plasmaron sobre el campo la idea establecida en la pizarra: acelerar en los metros finales para hacerle daño al rival: "Es un triunfo contundente. Administramos bien la pelota y aceleramos en el momento justo. Así sucedieron los dos primeros goles. Me gusta el equipo cuando acelera y cambia de ritmo. En la segunda parte profundizamos más y ganamos con mucha autoridad".

De hecho, el técnico argentino insistió en que esa falta de aceleración es lo que le faltó a su equipo en el Wanda Metropolitano: "El otro día, en Madrid, cuando termina el partido reconocimos que nos faltó verticalidad en ataque. Hoy se la agregamos. Al principio del partido hubo un tanteo, estudio, sobre el contraataque de ellos y la circulación fue lenta, y luego se aceleró y pusimos al Maribor contra las cuerdas y la calidad de nuestros atacantes lo define todo. En la segunda parte pudimos haber marcado algún gol más. Me agrada ver un equipo dominante con la pelota pero contundente en los últimos metros. Ése es el equipo que me gusta ver".

Uno de los jugadores clave en esos cambios de ritmo fue Correa, aunque el preparador sevillista resaltó que esa idea debe ser algo general del equipo: "No tiene que ver con la producción de Correa, sino con el concepto de acelerar el juego. Correa, Navas, Muriel, Ganso... Cuando todos cambiamos de ritmo y aumentamos la velocidad del ataque hacemos más daño. La prueba es la jugada del primer gol, con Correa"

Con los tres goles de Ben Yedder y con Muriel esperando otra oportunidad, ante el Málaga, Berizzo no cerró la puerta a que puedan jugar juntos. "El único que puede quitar a Ben Yedder de esta sala soy yo (risas). Sí podemos verlos juntos, cuando el partido lo requiera. Después de los partidos revisaremos el cansancio de Ben Yedder, pero me gustaría que Muriel tuviera las ventajas que hoy tuvo Wissan, que dispuso de balones que le sirvieron sus compañeros. Me gusta que el equipo surta de balones en ventaja a nuestros delanteros", indicó el técnico del equipo de Nervión, que desea "volver pronto al banquillo", tras su sanción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios