Sevilla FC

Caparrós sólo piensa en la Champions

  • El técnico utrerano admite que la destitución de Machín era algo que ya se analizaba desde hace varias semanas

  • “Mantengo que esta plantilla es de muchísima calidad y vamos a pelear por el objetivo de la Liga de Campeones”, afirma el nuevo entrenador

Caparrós, en rueda de prensa junto a José Castro. Caparrós, en rueda de prensa junto a José Castro.

Caparrós, en rueda de prensa junto a José Castro. / José Ángel García

Comentarios 4

Joaquín Caparrós, ya nuevo entrenador del Sevilla, no quiso poner paños calientes a su decisión de autonombrarse como técnico de la primera plantilla. El utrerano hizo continuas alusiones a los objetivos y éstos no se estaban cumpiendo a su entender, por lo que tomó la decisión de destituir a Pablo Machín, con quien dijo que había hablado, pero que esas cosas se quedaban entre ellos.

Para el nuevo técnico, “la ilusión está, estoy con muchas ganas, siendo consciente de que es una situación difícil, que no me gusta para nada tenerla que asumir. Yo había hecho una apuesta por Machín y los entrenadores sabemos cómo es este mundo. Lo siento, pero confío en la plantilla, que es de muchísima calidad, lo dije al principio y lo mantengo y entre todos vamos a aportar todo de nuestra parte para conseguir los objetivos”.

Caparrós arrancaba ahí con su discurso habitual de pedir la unidad del sevillismo. “Ahora tenemos que estar todos unidos y es en este momento de que estemos todos juntos. Ahí es cuando se tiene que notar la grandeza de este club”.

El utrerano hacía un inciso entonces para aclarar que tenía pensado dejar la dirección deportiva. “No me gusta regatear. No nos ha salido bien, así de claro, lo sabía todo el mundo. Mi idea era al terminar la temporada dejar el cargo independientemente de que nos metiéramos en Champions, que es el objetivo entre ceja y ceja. A la fecha de hoy no ha salido todo lo bien que queríamos. Una vez que termine ya hablaremos, pero era momento de dejar paso a otro tipo de personas”, apuntaba Caparrós.

Y para conseguir el objetivo de la Champions, Caparrós reiteraba en darle valor a la plantilla: “Tenemos una plantilla muy equilibrada, pero todo es discutible en el mundo del fútbol. Al final todo es el resultado. El fútbol no deja de ser un juego, el azar también, pero no me quedo en esas cosas. Debemos potenciar los muchísimos puntos fuertes que tiene este equipo y entrar en una dinámica de resultados positivos. Hay mucha igualdad y no podemos distraernos nada”.

Cuestión colateral es la llamada de Jesús Navas y de Sergi Gómez para la selección española. “Lo de Sergi Gómez es un alegrón. Al nivel de centrales que hay en nuestro fútbol. Entre ellos yo consideraba a Sergi y me alegro un montón por Jesús Navas, que es un ejemplo para nuestro fútbol. Que un campeón del mundo vuelva a la selección a sus años. La pena es que haya llegado a un día triste, pero eso es un alegrón”, consideraba el nuevo entrenador sevillista, que concluía apelando a su reto más inminente: “Vamos a intentar levantar a la plantilla, la conocemos a nivel individual y colectivo. Parte del cuerpo técnico ha estado trabajando con Pablo y ahora es un trabajo de todos. Todos perseguimos llevar al Sevilla más lejos y para eso estamos trabajando desde ya”.

Y el punto final, como no podía ser de otra forma, llega de nuevo con la pelea a partir de ahora en la Liga. “Mi objetivo es la Champions, está muy claro. Llevo muchísimos años en mi profesión y he intentado ser lo más coherente en nuestros actos. Lo tenía muy claro y ahora estoy aquí para poner todo de mi parte y vamos a intentar conseguir el objetivo de Champions”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios