Athletic Club - Sevilla FC | La previa

Engañosa similitud para el Sevilla

  • El bloque sevillista de la Liga busca un segundo triunfo seguido en Bilbao consciente de que el rival actuará con más potencial y ardor por salir de abajo

La plantilla del Sevilla, en el entrenamiento de ayer en Lezama. La plantilla del Sevilla, en el entrenamiento de ayer en Lezama.

La plantilla del Sevilla, en el entrenamiento de ayer en Lezama. / Miguel Toña (EFE)

La cartelería anuncia en el Bocho para hoy el mismo partido de hace apenas tres días: Athletic Club-Sevilla Fútbol Club. Clasicazo donde los haya en la piel de toro. Pero las similitudes entre el encuentro de esta tarde y el del jueves se paran en los nombres de los litigantes y en los uniformes que lucirán. A partir de ahí, las diferencias se disparan. Si acaso, repetirán dos, tres o cuatro piezas en cada una de las dos formaciones. Pero no más.

Y esa engañosa similitud será el primer enemigo que se encuentre el Sevilla de Pablo Machín en este partido que cierra la primera vuelta de la Liga. Antes de que ese histrión que atiende por González Fuertes dé el primer pitido, ya jugará a favor del señero equipo vizcaíno el fresco perfume que aún disfrutan los sevillistas del 1-3 en la Copa. Una fragancia que puede resultar embriagadora hasta la confusión.

Departamento de Infografía Departamento de Infografía

Departamento de Infografía

Y tan distinto será todo que por lo pronto no podrá actuar el jugador más decisivo en el contundente triunfo blanco en la ida de los octavos de final, Nolito. El sanluqueño sufrió una fractura de peroné ayer por la mañana en Lezama y los próximos tres meses quedará varado, como una barca en su Bajo de Guía del alma. Los siniestros caprichos del fútbol.

Y por muy buen desempeño que realizara por fin la segunda unidad sevillista en el primero de los tres pulsos seguidos con el Athletic, retornarán los elementos con la más alta graduación. Juan Soriano cederá la portería a Vaclik, el sancionado Carriço dejará su vacante en el trío de centrales a Sergi Gómez y seguramente Mercado hará lo propio con Gnagnon si el francés está plenamente recuperado del golpe en la rodilla que sufrió en su estelar partido ante el Atlético.

También en las alas el Sevilla va a ser otro. Conviene subrayar el retorno de Jesús Navas, que parece el mismo imberbe que asombró al entendido público bilbaíno con aquel gol maradoniano hace ya casi 14 años, nada menos que 14 años. El palaciego mantiene una apreciable punta de velocidad y el poso de su experiencia lo está llevando a despuntar en el carril derecho. En la siniestra también recupera su plaza de titular Escudero en detrimento de Arana, pero ahí la diferencia no será tan manifiesta, en espera de que el vallisoletano, muy discreto hasta ahora, reaccione.

Por delante, más variaciones nucleares: Banega recupera el timón, con un lugarteniente que sí repetirá la titularidad de Copa, Roque Mesa, y otro que apenas actuó unos minutos el jueves, Sarabia. El argentino debe poner la creatividad en la distribución y el último pase que esgrimió en la Copa un gran ausente hoy, Franco Vázquez.

El Mudo y Nolito, los dos titulares más destacados en el primer episodio de la trilogía, no se vestirán de corto esta tarde, uno por sanción y el otro por lesión. Como para pensar en que el segundo capítulo va a ser similar al inicial. De todas formas, el sanluqueño iba a dejar su plaza en la vanguardia a Ben Yedder, que volverá a formar esa sociedad tan malintencionada y llena de goles con Andre Silva.

En definitiva: si Gnagnon deja en el banquillo a Mercado, lo que no está claro, en el Sevilla sólo repetirían Kjaer, Roque Mesa y Andre Silva. Tres de once.

Toca jugar una nueva mano. Se volverán a repartir las cartas y con baraja nueva. El Sevilla anda encaramado en una ola positiva, muy bien instalado en la Liga y con un nivel de juego creciente bajo ese entrenador de consenso pleno que es Machín. Pero esa racha de nueve jornadas de Liga sin perder ha contenido demasiados empates y los sevillistas deben ganar para sostener el pulso al Atlético y seguir la estela del Barcelona, en espera de lo que esta noche suceda en el Benito Villamarín.

Lo tendrán más complicado que el jueves: el Athletic también va a presentar ocho o nueve novedades, debutará Ibai Gómez, recuperará a Iñaki Williams, Beñat, Dani García o Iñigo Martínez, y con Gaizka Garitano han sumado ocho puntos de los últimos 12, una reacción que querrán prolongar para ir saliendo de la quema. Van a rugir lo suyo, como todo San Mamés. Ojo a esa engañosa similitud.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios