Europa League | Sevilla FC-Krasnodar

El Krasnodar, peligrosa combinación de confianza y alegría

  • El equipo del joven técnico Murad Musaev, ya clasificado, tiene rapidez y calidad en la mediapunta

  • El golpeo de Christian Cueva, con la diestra, o de Cristian Ramírez, con la izquierda, peligro a balón parado

Entrenamiento del Krasnodar en el Sánchez Pizjuán Entrenamiento del Krasnodar en el Sánchez Pizjuán

Entrenamiento del Krasnodar en el Sánchez Pizjuán / Víctor Rodríguez

Un técnico joven, de 35 años, al que la directiva del Krasnodar confió las riendas del equipo, es la principal amenaza del Sevilla. Aún no tiene ni licencia UEFA y en su lugar figura Oleg Fomenko. Pero eso no es óbice para que se presente con las credenciales de una primera parte de la Premier Liga que ya está en el parón de invierno, casi inmaculada. Murad Musaev tiene al Krasnodar segundo en la tabla a un punto del Zenit tras diecisiete jornadas y cuando ya se ha rebasado el ecuador liguero. Va en serio.

A Nervión llega el Krasnodar clasificado para los dieciseisavos de la Europa League. Su estado de confianza será óptimo, pese al empate en casa ante el Ufa, que está en la zona de descenso, como antesala de la cita clave de esta tarde-noche. Para los rusos ya fue una alegría poder enfrentarse a un grande europeo como el Sevilla. Y así lo repitió ayer. Y esa alegría combinada con la tranquilidad y la confianza de la clasificación en el bolsillo es un arma peligrosa.

El Krasnodar se pone en el campo con un nítido y elástico 4-2-3-1 en el que las bandas tienen un papel importante. En Sevilla, lógicamente, los laterales no se sumarán mucho al ataque y estarán más pendientes de contener las embestidas del ataque blanco, al igual que los dos medios centro, más hechos para el choque y la resta que para la creatividad. Pero de tres cuartos adelante, el Krasnodar tiene velocidad, fuerza y calidad.

Por la derecha, el brasileño Wanderson pondrá la rapidez; en la mediapunta, el peruano Christian Cueva, la calidad, y en la izquierda, el sueco Claesson; la potencia. Arriba el jovencísimo ariete ruso Ignatyev dará trabajo con su corpulencia, intentando ofrecer vías de ataque a la segunda línea. Detrás de ellos el Krasnodar echará en falta la calidad del polémico Mamaev, retirado de la plantilla por su detención y enjuiciamiento tras agredir a funcionarios rusos.

El Krasnodar será menos agresivo que en el partido en el que logró remontar al Sevilla desde la salida al campo de Pereyra, que descosió por dentro a Roque Mesa y Banega. Pero, sin nada que perder, saldrán a por todas a la contra. Y cuidado con los golpeos a balón parado de Cristian Ramírez o Christian Cueva.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios