Sevilla FC

Monchi: "185.000 puestos de trabajo dependen del fútbol, cuidado con la demagogia"

Monchi, atendiendo a la prensa junto al personal de seguridad en el estadio. Monchi, atendiendo a la prensa junto al personal de seguridad en el estadio.

Monchi, atendiendo a la prensa junto al personal de seguridad en el estadio. / Antonio Pizarro

Monchi realizó un análisis muy puntual sobre la situación del fútbol en relación a la crisis del coronavirus. En una entrevista a Canal Sur Radio, habló de aspectos importantes, como la presión mediática sobre el fútbol ante la necesidad de que vuelva la competición en el actual contexto.

Destacó su opinión sobre los ataques que está recibiendo el fútbol en su intento de que se retome la competición pese al actual estado de cosas. El Gobierno tiene la última palabra, pero el asunto de los análisis médicos pone el balón flojito y botando para los que afrontan el asunto desde una perspectiva populista, o sesgada. "Hay 185.000 puestos de trabajo que viven del fútbol. Cuidado con la demagogia de utilizar el fútbol. No son sólo los futbolistas. La frontera debe estar muy bien limitada. El fútbol debe ser un ejemplo, pero no utilizar a todos los que nos movemos en el fútbol para otras cosas. Prudencia. Más vale dar pocos pasos pero firmes. Vamos a intentarlo porque es bueno, sabiendo que transmitiremos tranquilidad, somos un ejemplo y debemos darlo en todo", aseguró.

Referente a esos pasos que debe ir dando el fútbol para no quebrar, con todo lo que significaría para la economía nacional, Monchi es prudente y sabe que debe ir de la mano de las consignas del Ministerio de Sanidad. "Tenemos que ser prudentes. Sabiendo que el fútbol es lo más importante de las cosas menos importantes, tenemos que ir más de la mano que nunca de la salud. La salud es el bien más importante que hay. Y cuando todo esto pase habrá que solucionar el marco empresarial dentro del fútbol"

Monchi puso el ejemplo de otros sectores que también habría que ir activando conforme los plazos de la relajación del estado de alarma se vayan produciendo. "El del fútbol es un sector que mueve mucho. Habrá un corto y medio plazo difícil y duro. Como el sector hostelero, turístico o de viaje. También tiene un margen de escalada rápido porque todos estaremos deseosos de buscar alegrías. Nadie puede estar parado porque se caen los ingresos. Es el momento de que todos nos quitemos nuestra camiseta, nos pongamos la misma y vayamos en la misma dirección", solicitó.

También abordó el posible calendario para la vuelta de las competiciones. "El ministro de Sanidad va en la línea de la prudencia. Todos estamos trabajando para que el fútbol se reanude. El patrón que a todos nos mueve es cuando el Gobierno dé el pistoletazo de salida y garantice la seguridad. Hablamos sólo de jugadores, pero hay otros actores que también son importantes, aunque sea a puerta cerrada. Nos falta algo que sólo dominan los expertos, que es que se dan las condiciones necesarias para volver a entrenar. La fase de entrenamientos individuales fuera de casa la podrán hacer los ciudadanos dentro de poco. Eso nos da una pista de por dónde puede ir esto", puso como claro ejemplo, en referencia a que a partir del próximo fin de semana se abrirá la mano para ejercicios en espacios públicos.

Otro asunto peliagudo es la reticencia de muchos futbolistas de volver a entrenarse y a competir sin las suficientes garantías, o ese recelo al protocolo que incluye concentraciones fuera del hogar familiar. "Yo respeto a todo el mundo. Lo que piden y pedimos es seguridad. Todos estamos diciendo eso. Los pasos que debemos dar es sobre firme. La peor fotografía sería un inicio y una parada. Es como si te lesionas y vuelves antes de tiempo y tienes una recaída. Nos generaría una inseguridad de cara al futuro demasiado importante. La seguridad 100% no la vamos a tener, pero sí cercana", previó con cierto optimismo, y con la misma cautela.

Los palos al fútbol

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios