Sevilla-Barcelona | Copa del Rey Un clásico del siglo XXI con Messi de protagonista

  • El Sevilla-Barcelona, un duelo con gran peso específico esta centuria, tiene hasta 21 precedentes fuera de la Liga

  • Messi le ha marcado 32 goles al Sevilla en total, 25 en Liga, 7 en finales de Copa o Supercopa

Ben Yedder, al lanzar el penalti que pudo provocar la prórroga en la Supercopa de Tánger. Ben Yedder, al lanzar el penalti que pudo provocar la prórroga en la Supercopa de Tánger.

Ben Yedder, al lanzar el penalti que pudo provocar la prórroga en la Supercopa de Tánger. / Antonio Pizarro

El Sevilla-Barcelona que a partir de mañana tiene una nueva edición en los cuartos de la Copa del Rey se ha convertido en un clásico con un elevadísimo peso específico en esta centuria. Un duelo con un sabor propio, con noches de emoción y triunfo blanco, las menos, o con goleadas humillantes, como la de la susodicha final que supuso el fin de Vincenzo Montella. También con reconocimiento internacional, como la del memorable partido de Tiflis, final de la Supercopa de Europa con victoria azulgrana en la prórroga (5-4) tras una épica e inconclusa remontada sevillista: la UEFA lo designó como el mejor partido de la temporada 2014-2015, según una encuesta de su página web.

La Copa del Rey también ha tenido muchos precedentes, casi todos victoriosos para los azulgrana. Mañana se reedita este duelo espectacular, que asegura emociones y goles, con la ida de los cuartos de final del torneo en el Ramón Sánchez-Pizjuán. Allí comparecerá de nuevo Messi, el mayor verdugo histórico del Sevilla, con 32 goles entre Liga, eliminatorias y finales.

Sólo en la Copa ha habido doce precedentes históricos, aparte de las dos finales que han disputado, las dos en este siglo. El cómputo general es de claro color azulgrana, con ocho triunfos por cuatro de los sevillistas, como se puede apreciar en la tabla aneja. Los nervionenses se impusieron en 1944, 1946, 1973 y 2010. El último de ellos, sin embargo, tuvo una gran trascendencia. El Sevilla no sólo fue el primer equipo de Europa que eliminaba al Barça de Guardiola, en pleno periplo triunfal, sino que terminaría ganando la Copa del Rey en el Camp Nou, al imponerse al Atlético con goles de Diego Capel y Jesús Navas.

Anteriores duelos con el Barcelona Anteriores duelos con el Barcelona

Anteriores duelos con el Barcelona

Diego Capel fue protagonista principal de aquel cruce de enero de 2010. Fue el artífice del triunfo en el Camp Nou, por 1-2, al marcar el primer tanto y al provocar el penalti que marcó Negredo deshaciendo el empate propiciado por un gol de Ibrahimovic. La vuelta en el Ramón Sánchez-Pizjuán se saldó con una vibrante derrota por 0-1, gol de Xavi, en un partido memorable de Palop y de la zaga blanca ante el acoso de Messi y compañía. Casta y coraje.

Fue de las pocas veces que Messi salió derrotado de sus numerosos duelos con el Sevilla. El menudo crack argentino se ha especializado en aguarles la fiesta a los nervionenses. En la Liga les ha hecho nada menos que 25 goles en 24 partidos, con 18 triunfos, cinco empates y una sola derrota, en marzo de 2007. La otra derrota de Messi ante el Sevilla fue en la primera final de las cinco que ambos han disputado este siglo, la de la Supercopa de Europa en Mónaco, en 2006, que marcó el principio del fin de Rijkaard como antesala de la llegada de Guardiola. Ganó el Sevilla con tantos de Renato, Kanoute, tras una asistencia de cabeza de Jesús Navas, y Maresca, de penalti cometido sobre Puerta.

Bueno, en puridad, Messi conoció otra derrota, la de la ida de la Supercopa de España el 14 de agosto de 2010. Ganó el Sevilla 3-1, tras remontar con un gol de Luis Fabiano y dos de Kanoute el inicial de Ibrahimovic. Se encargó de arreglarlo en el Camp Nou, donde ganó el Barça, por 4-0, con un autogol de Konko y tres de... Messi. En las cinco finales que ha disputado este siglo el Sevilla con el Barcelona, Messi ha marcado siete goles. Y a éstos hay que sumar las dos faltas clave que anotó en esas finales: la de la prórroga en la Supercopa de Tiflis, a cuyo rechace Pedro marcó el definitivo 5-4; y la de la Supercopa de Tánger, que dio en el poste antes de que Piqué colara el 0-1. En Tiflis clavó dos faltas de los cinco goles.

Cinco finales han jugado Sevilla y Barcelona este siglo, con el único triunfo blanco de Mónaco en 2006

Aparte de los precedentes coperos desfavorables, el Sevilla tiene ante sí la revancha de las dos finales de Copa que perdió con los azulgrana. La de 2016 la perdió el Sevilla en la prórroga ante un Barça que aguantó desde el minuto 36 con uno menos por la expulsión de Mascherano. El Sevilla llegó exhausto a aquella cita, pues cuatro días antes había tenido que remontar ante el Liverpool para ganar su quinta UEFA Europa League. En la prórroga, ya sin Banega al ser expulsado en el minuto 92, ganó el Barça con goles de Jordi Alba, tras un pase extraordinario de Messi, y Neymar.

La última final de Copa, la de 2018, es la de más amargo recuerdo para el sevillismo y el club. El 0-5, como local por el reconocimiento de la Federación Española de la fundación del club en 1890, escoció muchísimo y fue la primera gran contestación a José Castro, en la reacción de orgullo de la afición sevillista en la segunda parte, ya perdido el duelo.

Más reciente fue polémica final de la Supercopa de España jugada en Tánger. Fue otra noche de emoción. Gol de Sarabia, remontada azulgrana (Piqué y Dembele) y penalti fallado por Ben Yedder en el alargue. Este miércoles se reedita este clásico del siglo XXI. Es la hora de la revancha sevillista frente al Barça de... Messi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios