El Sevilla FC y el Covid-19 El análisis de Monchi para la FIFA: "Hay que tener paciencia y no cometer errores"

  • El director deportivo del Sevilla desgrana para la revista oficial de la FIFA los pormenores del impacto de la crisis del Covid-19 en el club y las respuestas de éste

Monchi, atento con su mascarilla a un entrenamiento de la primera plantilla sevillista. Monchi, atento con su mascarilla a un entrenamiento de la primera plantilla sevillista.

Monchi, atento con su mascarilla a un entrenamiento de la primera plantilla sevillista. / LaLiga

Monchi ha analizado para el último número de la revista oficial de la FIFA, Professional Footbal Journal, la realidad del fútbol durante y tras la pandemia del Covid-19. El director general deportivo, citando textualmente la introducción de la amplia entrevista, realiza "una visión fascinante de lo que fue un período muy ocupado e inspirado en la tecnología para uno de los los ejecutivos de fútbol más reconocidos del mundo".

El gestor sevillista empieza analizando cómo ha afectado la crisis su función como director general deportivo del club de Nervión. "Para ser sincero, la pandemia ha tenido un enorme impacto en mis actividades diarias. Tuve que repensar completamente mi forma de trabajar. Durante bastante tiempo, estábamos constantemente en videollamadas y nuestras conversaciones a veces no estaban relacionadas con el deporte. Términos como (Microsoft) Teams, Zoom, furlough, Covid-19, pandemia... se convirtieron en parte de mi vida y lo cambiaron todo", responde monchi.

El virus también ha afectado a los futbolistas como personas. "Inicialmente, las consecuencias fueron enormes. Cambió todas nuestras vidas y tuvimos que trabajar continuamente con los jugadores para asegurarnos de que el equipo no se viera afectado psicológicamente. Durante el cierre, estar en contacto cercano con los jugadores y sus familias nos ayudó a superar el peor período de la mejor manera posible", explica a la revista de la FIFA.

Reuniones telemáticas, seguimiento diario

¿Qué medidas tomó el Sevilla para responder a las necesidades y preocupaciones de los jugadores durante este periodo? "Para que los jugadores puedan trabajar desde casa y mantenerse lo más en forma posible, proporcionamos a los jugadores todo el material y el equipo necesarios (cintas de correr, bicicletas estacionarias, pesas, ejercicios funcionales, etc.). Además, el trabajo del cuerpo técnico se complementó con el apoyo del psicólogo deportivo Juan Carlos Campillo, quien trabajó con todo el equipo de manera individual".

Este entrenador mental fue clave para "asegurar que el equipo no perdiera la fe de que la competición se reanudaría", para mantener "su ánimo y esperanzas en alto para que, a pesar de las circunstancias difíciles, no se rindieran".

Otra clave fue el cambio de gestión grupal. "Tuvimos que cambiar completamente nuestras formas, y las reuniones en línea se volvieron cruciales para nosotros. Decidimos que el comité directivo se reuniría a diario, casi actuando como un gabinete de crisis, que es donde se establecieron las pautas y luego se presentaron al comité ejecutivo y a la junta directiva, y posteriormente se transmitieron al resto de la organización a través de los jefes de departamento".

El mercado de fichajes: paciencia

¿Cómo cree que la crisis por el coronavirus afectará al mercado estival de fichajes? "Me temo que no puedo sacar conclusiones definitivas, pero por supuesto tendrá consecuencias en las transferencias, y su alcance dependerá de cuánto dure la incertidumbre general causada por la pandemia. Si las competiciones que ya comenzaron pueden completarse sin problemas y las perspectivas para la próxima temporada son buenas, las repercusiones negativas serán menos graves".

Ahí pisa sobre seguro Monchi con su equipo de trabajo, el departamento de fútbol. "Los planes futuros de la mayoría de los clubes están actualmente en espera; estamos contemplando varios escenarios y haciendo planes basados en cada uno de ellos. En este momento, la paciencia es clave para evitar tomar decisiones precipitadas e incorrectas".

El protocolo de LaLiga

También fue preguntado Monchi por los protocolos de seguridad implementados por LaLiga, en consenso con el Consejo Superior de Deportes y el Ministerio de Sanidad, para la vuelta de la competición. "Creo que el procedimiento establecido por La Liga y aprobado por el Consejo Superior de Deportes fue clave para garantizar que, durante estos tiempos difíciles, pudiéramos volver progresivamente al entrenamiento con garantías de salud. No creo que empezamos desde cero, porque trabajar de forma remota fue efectivo, pero hemos tenido que adaptar nuestros métodos de preparación a circunstancias completamente nuevas. Entrenamos durante 35 días, pero sólo diez de ellos como equipo completo, y no jugamos ningún amistoso. El trabajo del cuerpo técnico ha sido excepcional. Esperamos que los resultados se reflejen en el campo, tanto físicamente como en términos de lesiones".

Otro factor es la importancia de la prevención de lesiones ante un esfuerzo estival y continuado, con altas temperaturas y partidos cada tres o cuatro días. Para ello, el club ha hecho un plan específico. "Sí, eso siempre estuvo en la agenda cuando organizamos la capacitación y la carga de trabajo, pero como el fútbol ahora es un deporte completamente nuevo, por supuesto, existen riesgos. Esperamos poder minimizarlos tanto como sea posible".

El impacto económico en el Sevilla

Asunto importante es cómo ha actuado el Sevilla para encajar el impacto económico por la crisis del Covid-19, en diferentes campos. "Por el momento, no sabemos cuál será exactamente el daño financiero colateral como resultado de la pandemia, pero por supuesto estaremos sujetos a una caída en los ingresos, lo que tendrá un impacto en nuestro estado de resultados. Estamos trabajando para encontrar soluciones e iniciativas para mitigar en parte esas pérdidas, pero todavía estamos en una etapa temprana".

Como toda crisis, el nuevo panorama abre también nuevas oportunidades. ¿Qué lecciones deja el Covid-19 en el fútbol y el Sevilla? "Me temo que todavía no estoy en condiciones de sacar conclusiones sobre el Covid-19. Vivimos día a día, lo que en sí mismo es una tarea que lo consume todo. Actualmente, debemos pensar en el presente en lugar de en el futuro. Aún así, está claro que, cuando llegue el momento, debemos sentarnos y pensar dónde nos equivocamos y cómo podemos mejorar".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios