Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Sevilla-Espanyol Ni Abelardo entiende la intervención del VAR en el 1-1

  • El entrenador del Espanyol y los jugadores del Sevilla hablan de cómo sorprendió a todos que Cordero Vega revisase una falta dudosa fuera del área y mostrara amarilla

Los futbolistas del Sevilla estaban tan sorprendidos como Lopetegui o el propio Abelardo por la aplicación del VAR. El entrenador del Espanyol reconoció que les cogió de sorpresa a sus jugadores y su banquillo la decisión de revisar la falta del 1-1. "Yo creía que sólo intervenía en jugadas de penaltis o tarjetas, pero al parecer no es así". 

Así, Suso, el mejor del Sevilla, también lamentó esa acción, que los descentró. "Estábamos muy bien hasta la falta y el gol de ellos. A partir de ahí empezaron los nervios y nadie sabía lo que había pitado. Empataron y llegó nuestro peor momento. Y aunque empezamos bien la segunda parte nos hicieron el segundo. Hay que corregir errores".

Ocampos analizaba lo sucedido centrándose más en los fallos propios, aunque también terminó hablando de la polémica intervención del VAR: "Es una sensación fea, hicimos todo lo que estaba a nuestro alcance, pero hubo cosas que no fueron claras y nos quedamos con el empate. Empezamos bien, hay cosas que no se entienden y parece que los árbitros tienen que ser claros en eso. Pita una falta que no es ni penalti ni roja, ojalá lo puedan explicar".

Sergi Gómez explicó cómo vivió la jugada más polémica del partido: "He intentado molestarle para que no rematara cómodo y el árbitro decidió que no había nada. Luego se ha revisado y has visto lo que se ha formado. A pesar de eso, esté bien o mal pitada, sólo quedaba seguir. Cada partido será una guerra".

Un arbitraje caótico más allá del criterio del VAR

Lopetegui dijo que la inédita aplicación del VAR por una falta descentró a su equipo. Darder, en el 4-5-1 del Espanyol, ya estaba haciendo mucho daño a la espalda de Banega y Mudo. Pero lo que de verdad hizo daño fue el caótico arbitraje de Cordero Vega. No contó bien los minutos de prolongación, ni aplicó el reglamento cuando Calleri y Diego Carlos se golpearon y los dejó en la banda sin entrar más de dos minutos; ni cuando otra vez Calleri hubo de ser atendido y lo instó a abandonar el campo, habiendo visto amarilla Diego Carlos. Desquiciado desde el VAR por González González, el cántabro desquició a todo el mundo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios