Estadísticas del Sevilla FC

Banega, el líder ante un nuevo reto

  • l Banega se apresta a dar continuidad a su rol de sostén del Sevilla en el último tramo duro del año y sin posible relevo de Gonalons

  • El liderato de la Liga y la clasificación en la Liga Europa, en juego en cinco días

Banega se ejercita en la ciudad deportiva. Banega se ejercita en la ciudad deportiva.

Banega se ejercita en la ciudad deportiva. / Antonio Pizarro

Éver Banega está viviendo la temporada con más carga de minutos de su dilatada carrera. Al menos, a diferencia de años precedentes, Lionel Scaloni, seleccionador argentino, no está contando con él. De lo contrario, sumaría más partidos, minutos y miles de kilómetros a su menudo cuerpo. Pablo Machín ha depositado toda la confianza en el argentino. Es el líder del juego sobre el campo, el más cualificado en el robo de balones, siendo el que más hace de la Liga (110), y el que encauza el juego de ataque, con pases clave como el del gol del triunfo a Ben Yedder ante el Espanyol. Ahora, antes de fin de año, afronta otro gran reto. Sin Gonalons, es improbable que tenga relevo en los próximos siete partidos en 28 días de aquí a 2019.

Banega ha sido titular casi siempre. Sus números, a unas alturas tan tempranas de la temporada, asustan. Hay que tener en cuenta que el Sevilla comenzó a competir antes que nadie, el 26 de julio, ante el Ujpest, único partido de clasificación de la Europa League que no jugó el argentino: acababa de reincorporarse de las vacaciones tras el Mundial. Ya el siguiente sí lo jugó y en total acumula 21 partidos, absolutamente todos como titular, de los 24 oficiales. Machín sólo le concedió descanso el referido del Ujpest, porque aún no estaba en la forma idónea, ante el débil Akhisar en casa y en la Copa frente al Villanovense.Es el segundo jugador de campo en minutos acumulados, 1.724 por los 1.785 de Sergi Gómez. El entrenador del Sevilla, al menos, lo sacó del campo en algunos partidos en los que el Sevilla tenía controlado el encuentro: en Vallecas, con el Levante, los cuatro de las previas salvo el de Olomouc, ganado por el escaso margen de 0-1.

De entrada, el Sevilla vuelve a la competición tras el tercer parón del curso con el doble reto de recuperar el liderato en la Liga y de certificar la clasificación matemática para los dieciseisavos de final de la Liga Europa. Para ello, el equipo de Pablo Machín está obligado a vencer al correoso Valladolid y que el Barcelona no derrote al Atlético en el Metropolitano. Y posteriormente debe al menos empatar en su visita al Standard de Lieja, el jueves 29 de noviembre. Con un punto, el Sevilla sellará su pase matemático, aunque para el liderato aún tendrá que jugar en casa con el Krasnodar, otro partido decisivo a disputar el 13 de diciembre en el Sánchez-Pizjuán.

Después de estas dos citas clave en cinco días, el Sevilla afronta dos salidas consecutivas a domicilio, a dos campos siempre complicados y duros: Mendizorroza y Mestalla. Para terminar el año, el equipo de Machín, tras recibir al Villanovense, eliminatoria que no tiene encauzada pues empató a cero fuera, recibe al Girona y al Krasnodar antes de cerrar el año en Butarque.

Es decir, el Sevilla tiene cuatro partidos a domicilio complicados y otros tres en casa que deben ser decisivos para mantener su excelente rendimiento competitivo, en lo más alto de la Liga y con pie y medio en la fase de eliminatorias de la Liga Europa. Obviamente, Pablo Machín, que pretendía darle relevos a Banega con Gonalons, pierde esta opción de forma inmediata. Sin saber lo que pasará en enero, ni si será capaz de usar a Amadou como medio centro, todo apunta a que Banega seguirá consolidándose como el líder del equipo en los partidos decisivos. Y cada vez hay menos partidos que no sean decisivos o determinantes.

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios