Leganés-Sevilla FC | Vestuarios El discurso de Pablo Machín a sus jugadores

  • El técnico, tras recriminar ante sus compañeros los errores con las tarjetas de Mudo y Mercado, da la enhorabuena al equipo antes de las vacaciones

El discurso de Pablo Machín a sus jugadores El discurso de Pablo Machín a sus jugadores

El discurso de Pablo Machín a sus jugadores / Rodrigo Jiménez / Efe

Comentarios 0

Viene siendo habitual que el Sevilla publique en Twitter algunas charlas de Pablo Machín al término de los partidos. La de Butarque es llamativa porque reconvino ante los compañeros a Franco Vázquez y Mercado, además de aplaudir la reacción del equipo para el empate ante el Leganés y de darles la enhorabuena por la trayectoria del Sevilla en este primer tramo de Liga.

"Gente, este partido nos tiene que servir para ver muchas cosas, que ya sé que todos habéis vivido cosas de todos los colores y os habrán pasado cosas como éstas", comenzaba diciendo a sus jugadores en el vestuario mientras estos se cambiaban. "No nos podemos permitir el lujo de nosotros mismos hacernos peor equipo", continuó.

"Hacernos peor equipo significan cosas, tonterías, como una expulsión -dijo señalando al Mudo-, una tarjeta como la de Gabi (Mercado) cuando ya no tiene nada que ver porque se ha acabado la primera parte, ¿vale? Eso no nos puede hacer un equipo más débil, nunca. Pero como somos equipo a todo el mundo le podemos perdonar algunos errores, pero que no se vuelvan a repetir", aseguraba Machín en relación a la roja a Franco Vázquez y la amarilla por protestar a Mercado, que acarrea suspensión.

Continuó Machín alabando la labor del grupo. "Como hemos dicho en el descanso, si jugamos como equipo, si peleamos como equipo, si seguimos siendo ordenados, que es muy importante, nuestra oportunidad va a llegar. Y la hostia es que ha llegado la oportunidad de Ibra (Amadou), que hemos podido hacer gol, y al final ha llegado la oportunidad de Ben Yedder. Un punto muy merecido que nos tiene que hacer crecer en estas cosas".

Para terminar, y ante Sarabia, que presenció el partido y bajó al vestuario, concluyó: "A partir de ahí, tíos, enhorabuena por todo lo que hemos conseguido hasta ahora, disfrutad, feliz Navidad. Y aplauso porque os lo merecéis", dijo, entre palmas de todo el vestuario sevillista, excepto Franco Vázquez, que se esconde la cabeza entre las manos, hundido por su acción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios