Sevilla FC Récord de 11 partidos sin perder en Liga: el premio al sufrimiento

Lopetegui se dirige a sus futbolistas durante una pausa de hidratación ante el Eibar. Lopetegui se dirige a sus futbolistas durante una pausa de hidratación ante el Eibar.

Lopetegui se dirige a sus futbolistas durante una pausa de hidratación ante el Eibar. / Antonio Pizarro

Con mucho sufrimiento al final, con la lesión de Vaclík y esa prolongación agónica que pareció capricho de Mateu Lahoz, el Sevilla no sólo logró ante el batallador Eibar asentar su postulado a la cuarta plaza, distanciando al Villarreal a seis puntos, sino que consiguió un hito digno de ser resaltado: el equipo de Julen Lopetegui concatenó once partidos sin perder en la Liga, récord absoluto en la historia del club.

La última derrota data de la visita a Balaídos, aquel mal partido en el que se dejó remontar en la segunda parte para acabar perdiendo por 2-1. Eso fue antes del parón, el domingo 9 de febrero justo antes del empate en casa ante el Espanyol (2-2), previo a las victorias en Getafe (0-3) y ante Osasuna (3-2) y al empate en el Metropolitano con el Atlético (2-2), último antecedente a la parada de la competición.

A esos cuatro partidos hay que sumar los seis acumulados desde el reinicio: Betis (2-0), Levante (1-1), Barcelona (0-0), Villarreal (2-2), Valladolid (1-1), Leganés (0-3) y Eibar (1-0).

En ese periodo desde el 9 de febrero el equipo de Lopetegui suma cinco victorias y seis empates, habiendo acumulado 21 puntos de los 33 posibles. El mérito es grande, aparte por soportar la presión competitiva, en este minitorneo exprés desde el 11 de junio al 19 de julio, por el hecho de que la rotación de futbolistas, con las salidas paulatinas de jugadores desde enero, se ha minimizado.

Ahora que puede hacer cinco cambios, el técnico guipuzcoano apenas tiene a 18 jugadores de campo tras la salida de Nolito. Por ahora no les ha dado cancha a los seis canteranos inscritos para la vuelta de la Liga.

El único precedente que supera el actual registro fue en el periodo entre dos temporadas, el equipo de Manolo Jiménez entre el final de la 2007-08 y el principio de la 2008-09, cuando llegó a los doce partidos sin conocer la derrota, cinco en la primera y siete en la segunda, en la que el Sevilla tuvo un gran arranque.

En esta fase de campeonato, el conjunto adiestrado por Lopetegui, pese a la parquedad de recursos por lo corta que se le ha quedado la plantilla, con apenas 18 futbolistas de campo en el grupo de profesionales, se ha consolidado como el segundo mejor visitante tras el Real Madrid y el quinto mejor equipo local, hecho éste que logró con el triunfo ante el Eibar.

En el cómputo global, si se suman los dos partidos de dieciseisavos de final de la Europa League ante el Cluj rumano, la cifra de partidos invictos llega a los trece (1-1 en Rumanía y 0-0 en Nervión). 

En aquella racha entre la 07-08 y la 08-09, en el cómputo global, el Sevilla de Jiménez alcanzó los 15 partidos invictos, ya que al inicio de esta última temporada logró dos triunfos en la ronda previa de la UEFA ante el Salzburgo  y otro triunfo sobre el Stuttgart (todos por un cómputo de 2-0), antes de caer por primera vez aquel otoño, el 26 de octubre ante el Málaga (0-1).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios