Sevilla FC

El Sevilla, instalado en la élite 15 años después de Eindhoven

Julen Lopetegui y José Castro dialogan en el Estadio Jesús Navas.

Julen Lopetegui y José Castro dialogan en el Estadio Jesús Navas. / José Ángel García

El Sevilla y el sevillismo celebraron ayer una de tantas efemérides gloriosas de este siglo XXI que llenó de plata el museo del Ramón Sánchez-Pizjuán: la conquista de la primera Copa de la UEFA en el Philips Stadion, en Eindhoven. Fue el 10 de mayo de 2006 y se han cumplido 15 años de aquel acontecimiento que llenó Europa de la alegría sevillista a los sones del Himno del Centenario. Y llegó a aburrir a algunos tanto soniquete repetido de El Arrebato. Porque la realidad es que no fue flor de un día: en Holanda el Sevilla conquistó el primero de una decena de títulos y desde entonces está en la élite.

No fue flor de un día. Llegarían en cascada los títulos: las seis Copas de la UEFA Europa League, la Supercopa de Europa, la Supercopa de España y las dos Copas del Rey. También los títulos honoríficos, el de mejor equipo del mundo según la IFFHS en 2006 y 2007. Y sobre todo la sensación de ganar finales a los tres potentados españoles: Barcelona y el Madrid en las Supercopas de Europa y España, y Atlético en la Copa de 2010.

Pero aquel Sevilla de Juande que ganó cinco títulos en 15 meses no fue sino el principio, como demostró la continuidad durante todo el siglo, con algún altibajo: los novenos puestos en las campañas 11-12 y 12-13. Poca cosa comparada con las ocho clasificaciones para la Champions y las 17 para Europa. Entre tanto, se midió y ganó a los grandes del continente: Oporto, Benfica, los dos Borussias, el de Dortmund y el de Mönchengladbach, la Juventus en aquel 1-0 previo a la quinta Europa League, ganada al Liverpool... Yya con Lopetegui, el Manchester United, el Inter, actual campeón de la Serie A italiana ante el que se coronó en Colonia, no hace ni un año...

Tanto subió el Sevilla para quedarse que ya hasta un empate a domicilio con el Real Madrid, jugándose la Liga el equipo de Florentino Pérez, y el de Pepe Castro también, sabe a poco. Ése es el crecimiento sostenido y su exigencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios