Sevilla FC | Internacionales

Nueva diáspora y a cruzar los dedos

Diego Carlos, En-Nesyri y Gudelj, tres de los nueve internacionales, ante el Krasnodar. Diego Carlos, En-Nesyri y Gudelj, tres de los nueve internacionales, ante el Krasnodar.

Diego Carlos, En-Nesyri y Gudelj, tres de los nueve internacionales, ante el Krasnodar. / Antonio Pizarro

Con una o dos semanas de descanso, el tiempo aproximado de un parón por selecciones, entre el final de la temporada pasada y la presente, la plantilla del Sevilla empieza a acusar la fatiga muscular y mental cuando la nueva campaña está en sus albores. Era el pago añadido a ser el equipo, junto con el Bayern Múnich, que más tarde terminó el curso pasado. La factura de la gloria de Colonia. Era algo previsible, como también lo era que el crecimiento del Sevilla iba a tener reflejo en su nómina de internacionales. En este nuevo receso por jornada internacional para selecciones, el último del año, Julen Lopetegui pierde a nueve futbolistas, pese a las desconvocatorias de Jesús Navas y Acuña. Y tiene motivos para cruzar los dedos.

Con la ampliación de las fechas para partidos internacionales que implementó ya la FIFA en el parón de octubre se amplía el factor de riesgo de lesiones para una plantilla muy castigada. Con un añadido peligroso e inesperado hace no tanto tiempo: el riesgo de contagio del Covid-19. El abanico de partidos va en esta ocasión desde este miércoles 11 hasta el miércoles 18, así como en el plazo de los viajes de vuelta, están expuestos los jugadores a los nuevos riesgos de acudir con sus selecciones, algo que siempre fue grato para éstos e incómodo para sus entrenadores y sus clubes.

En el caso del Sevilla, y pese a que el TAS rechazó el recurso de Marruecos para poder convocar a Munir y después de las desconvocatorias por lesiones musculares de Jesús Navas y Acuña por parte de España y Argentina, la nómina de internacionales la componen nueve futbolistas. Diego Carlos viajó ilusionado a Brasil para cumplimentar con la primera convocatoria en su trayectoria con la canarinha. Ni siquiera en los escalafones inferiores había disfrutado nunca de una citación. Pero las distintas dolencia de Caio y Militao han permitido que Tite, seleccionador brasileño, le dé el justo reconocimiento al central sevillista.

Claro que eso supone para Lopetegui un nuevo inconveniente, porque apenas cuenta con efectivos durante este extenso parón para entrenar en la ciudad deportiva. Además de Diego Carlos, los otros internacionales, ya habituales, son los dos porteros, Vaclík y Bono; el central Koundé; los mediocampistas Gudelj y Óscar Rodríguez; y los atacantes Ocampos, En-Nesyri y De Jong. Una amplia nómina que abre el abanico de riesgo de lesiones o contagios y que seguramente condicionará la preparación del próximo partido del Sevilla, el sábado 21 ante el Celta, a las 18:30 en Nervión.

Jugadores con tres partidos

Muchos de los futbolistas que han viajado no podrán incorporarse hasta el viernes. En concreto, hay tres de ellos que afrontan tres citas con sus selecciones: Vaclík, Gudelj y De Jong. El serbio, además, está citado para tres partidos oficiales, siendo el único en esta circunstancia. El primero es de clasificación para la Eurocopa y los dos restantes para la Liga de Naciones, que afronta sus últimas citas de la fase de grupos. El holandés y el checo tienen una cita amistosa previa a las dos de Liga de Naciones.

Ellos tres tendrán partidos en la última fecha prevista por la FIFA, el miércoles 18, con lo que, uniendo los viajes a los preceptivos test para detectar posibles contagios de Covid-19, es improbable que puedan reincorporarse al trabajo con Lopetegui antes del viernes, víspera del partido con el Celta.

En idéntica situación están los dos que afrontan la doble fecha de eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Qatar. Ambos juegan en la madrugada del miércoles 18 a domicilio, en Uruguay el brasileño y en Perú el argentino, después de sendas citas caseras ante Venezuela y Paraguay respectivamente.

En-Nesyri, con molestias a Camerún

No menos inquietante es el periplo de Bono y En-Nesyri también afrontan partidos oficiales, de clasificación para la Copa de África en este caso. Marruecos juega el viernes 13 en casa ante República Centroafricana, a la que le devuelve la visita el martes 17, en Doula, Camerún, al no estar disponible el Estadio Nacional de Bangui. Se trata de otro viaje con enlaces complicados que también retrasará la incorporación de ambos.

El caso del delantero es llamativo, porque Julen Lopetegui lo incluyó entre los tres lesionados al hablar de cómo había terminado su equipo ante Osasuna y al protestar por los horarios. Pero Marruecos ha querido valorar su estado, dado que sólo sufre molestias y no tiene una lesión clara, y tuvo que viajar, al contrario que Jesús Navas y Acuña, cuyas dolencias musculares sí eran obvias. El Sevilla, según Muchodeporte, intentó que no viajara En-Nesyri sin éxito.

Así, los que tienen viajes más cercanos y asequibles son los dos internacionales sub 21. Óscar juega con España como local dos partidos pendientes de la clasificación para el Europeo, con el billete ya sacado, en territorio nacional, ante Islas Feroe e Israel, jueves 12 y martes 17. Mientras que Koundé juega jueves y lunes también cerquita, en Vaduz (Liechtenstein) y Caen (Suiza). Pero ya se sabe lo que le ocurrió al joven central en su última comparecencia con los bleus sub 21. Se perdió los partidos ligueros ante Granada y Eibar, con sendas derrotas, y también la visita al Chelsea en la Champions, al dar positivo en Covid-19 a su regreso.

De este modo, Lopetegui se encuentra otra vez en la tesitura de que muchos de sus pilares tendrán que realizar largos viajes, algunos puede que tras jugar tres partidos y todos con el riesgo clásico de cansancio muscular, lesión traumática y... el Covid como nueva amenaza añadida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios