champiosn | united - sevilla · informe técnico

Sólo faltaba la punta de la lanza y salió

  • El eje Kjaer-Lenglet-N'Zonzi controló el juego directo

Franco Vázquez, que trabajo mucho sin el balón, forcejea con el centrocampista serbio Matic. Franco Vázquez, que trabajo mucho sin el balón, forcejea con el centrocampista serbio Matic.

Franco Vázquez, que trabajo mucho sin el balón, forcejea con el centrocampista serbio Matic. / kate richard

Magistrales los centrales, Kjaer y Lenglet, y magistral N'Zonzi. Imperial, incluso, el francés, que cuajó su mejor partido como sevillista en el partido de más alto rango junto a la final de la Liga Europa ante el Liverpool. En ese eje cimentó el Sevilla una victoria que eleva su prestigio europeo y lo instala entre los más nobles del Viejo Continente. Casi nada.

Los diablos rojos no dudaron en replegar líneas y esperar en el mediocampo propio a los sevillistas en espera de un error. Y eso le dio vida al Sevilla por dentro gracias a la sangre fría y la clarividencia ce N'Zonzi. Él fue quien encontró los pasillos interiores. Pero Muriel, Correa o Franco Vázquez dieron un curso de cómo no acabar los ataques. La candidez fue dolorosa. Hasta que salió Ben Yedder.

FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía. FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

Defensa

Mourinho adelantó los planes en la primera jugada. Balón largo a Lukaku, éste supera a Kjaer por arriba y prolonga a la izquierda a Lingard, que entra como una bala. Puro Mourinho. Pero esa amenaza no fue a a más. El fútbol directo del Manchester United quedó neutralizado por el enorme trabajo de los centrales ante Lukaku y Fellaini. Y por delante, N'Zonzi ayudó lo suyo ganando los rechaces para evitar segundas jugadas y las incorporaciones de Alexis Sánchez, Rashford y Lingard. Ahí estuvo todo el equipo muy concentrado para evitar errores en la entrega o pérdidas absurdas de balón muy atrás. Sólo Banega, al enroscarse con la pelota con Alexis muy encima, como casi todo el partido, originó un fuego innecesario al principio del partido.

También se cuidó mucho Sergio Rico de arriesgar el balón más de lo necesario al salir en corto. Apenas lo hizo el Sevilla. Pelota larga y que el Manchester tratara de iniciar desde atrás; pero la zaga de negro, jamás descolocada.

Ataque

Por fuera, a Sarabia y Correa les costó. Mercado casi ni se lo planteó y Escudero, cuando apareció, fue en alguna diagonal. La vía hasta De Gea se abrió, gracias a N'Zonzi, por dentro, donde Matic echaba de menos ayudas. El Sevilla malogró una llegada franca tras otra por un último pase corto, un tiro blando, una mala elección... Ben Yedder acabó con la angustia.

Virtudes

Ganó por fútbol en Old Trafford. Tan simple y tan difícil...

Talón de aquiles

Su inocencia al resolver ataques.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios