Valencia CF-Sevilla FC

Rodrigo aprieta para no perderse una gran cita

  • Marcelino, ante los problemas con el gol del Valencia, espera contar con su puntal ofensivo

Rodrigo se ejercita junto a Garay. Rodrigo se ejercita junto a Garay.

Rodrigo se ejercita junto a Garay. / Kai Försterling / EFE

El Valencia recibirá al Sevilla con un plus de motivación, como suele ser habitual últimamente, y con el acicate de darle continuidad a la mejoría de los últimos partidos. El gol es el principal problema en Mestalla, donde Marcelino espera poder contar con el buque insignia de su ataque, Rodrigo, quien se perdió el partido liguero en el Santiago Bernabéu por una sobrecarga muscular. El hispano-brasileño fue la principal novedad en el entrenamiento de ayer en Paterna, ya que se unió al grupo.

Rodrigo completó casi todos los ejercicios con sus compañeros, ya que está apretando para no perderse la visita del Sevilla, después de haber estado entre algodones toda la semana.

En cambio, el extremo Guedes y el central Jeison Murillo realizaron trabajo al margen con los recuperadores por sus problemas en la zona pélvica y en el tobillo, respectivamente.

Pero en Mestalla el foco está puesto en el ataque. Después de un verano en el que el aficionado sevillista sufría cierta envidia al ver cómo el Valencia se hacía no sólo con los servicios de Gameiro sino que también le arrebataba a Joaquín Caparrós y su dirección deportiva a Batshuayi, el deseado, el fútbol está respondiendo con la paradoja de que entre Andre Silva y Ben Yedder llevan más goles que todo el ataque che.

Frente a los 26 tantos del Sevilla en la Liga, el Valencia sólo ha anotado 11. Gameiro, Santi Mina y Parejo son los únicos que llevan dos en al Liga. Rodrigo y Batshuayi contabilizan uno. Sin embargo, el Valencia, tras tener asegurada su participación en la Liga Europa como tercero de su grupo de Champions, está en un momento de crecimiento. Venció al Young Boys, al Getafe y al Rayo antes de caer ante Juventus y Madrid y el partido del Sevilla se les presenta como la gran reválida.

Así pues, el equipo de Pablo Machín, cuya pegada se ha resentido en los últimos partidos como demuestra la racha de victorias por la mínima o empates con la que llega a Mestalla, afronta un duelo de emociones fuertes. El pulso, pese a la diferencia en la tabla y en los goles, será durísimo.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios