Sevilla FC | Fichajes La apuesta es por el bloque

  • En la plantilla confeccionada por Monchi prima la consistencia del pasillo central sobre las individualidades.

  • Fernando y Chicharito otorgan un plus de máximo nivel.

Parte de la plantilla sevillista se hidrata en un entrenamiento de esta misma semana. Parte de la plantilla sevillista se hidrata en un entrenamiento de esta misma semana.

Parte de la plantilla sevillista se hidrata en un entrenamiento de esta misma semana. / Antonio Pizarro

Con el mercado ya con la persiana echada, la sensación general que queda al escudriñar línea por línea la plantilla que ha dejado Monchi en manos de Julen Lopetegui es que la idea, la famosa revolución emprendida por el director deportivo en su primer proyecto tras regresar de Italia, ha sido reforzar el bloque, consolidar una estructura que andaba en los últimos años muy debilitada y dejar de un lado el brillo de las individualidades.

Después, está claro que el jugador menos esperado puede explotar en estrella como hizo en su día Sarabia, pero a priori la línea marcada ha ido hacia una dirección muy clara: echar hormigón en unos descuidados cimientos para que pelear por los objetivos no sea una situación de agonía y urgencia constante y que esté supeditada a golpes de azar o del destino, sino que el rendimiento trace una linea de continuidad y regularidad siempre desde unas señas claras de identidad y sabiendo que a lo largo de una temporada pueden producirse altibajos.

Con 13 incorporaciones y otras tantas salidas, ya sean vía traspaso o mediante ese pan para hoy y hambre para mañana que son las cesiones, el Sevilla ha conformado una plantilla en la que no cabe duda que el pasillo central ha salido reforzado. Con jugadores como Fernando, Joan Jordan o el mismo Gudelj en el centro del campo (de perfil muy distinto a la escasa presencia física que podía aportar, por ejemplo, Roque Mesa) y con el cambio de piezas atrás, donde Diego Carlos de momento se ha hecho con un puesto de titular, la primera idea está clara, amén de la apuesta firme de futuro y el mensaje a la plantilla que ha significado invertir más de 20 millones en un central de sólo 20 años como Koundé.

En el chasis está el meollo de un equipo ganador y ahí lo ha tenido claro Monchi, que considera también que la plantilla tiene argumentos suficientes en ataque para traducir esa sensación de bloque en ocasiones y en goles que decidan los partidos. Hasta el momento De Jong ha levantado dudas entre la afición, pero hay que definir aún el rol que le da Lopetegui en su modelo de juego, diferente al que puedan tener Chicharito o Dabbur.

En el caso del mexicano, un prototipo de futbolista similar a Fernando en lo que se refiere a experiencia al más alto nivel, se ve clara la apuesta del de San Fernando por jugadores que aporten a la plantilla ese plus de futbolista top. Entre ambos suman más de cien partidos de Champions League (57 el brasileño y 48 el mexicano) y más de 130 en competición europea en general, ya que el medio centro ha participado en 20 citas de Europa League y el delantero, habituado a jugar en equipos de máximo nivel como el Manchester United o el Real Madrid, sólo seis.

En los costados no ha hecho tanto ruido Monchi también por el modelo de Lopetegui, que apuesta por interiores y por laterales profundos (las sensaciones de Reguilón han sido inmejorables), pero jugadores como Ocampos o Rony Lopes son muy susceptibles de explotar para dar brillo a esa apuesta por lo seguro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios