Sevilla FC | Lucha accionarial Una rusa y un colombiano, entre los ‘nuevos’ accionistas del Sevilla FC

Irina Dmitrukha, con gafas, entre Blázquez y Jesús Gómez. A los flancos, Castro y la directora de fútbol femenino, Amparo. Irina Dmitrukha, con gafas, entre Blázquez y Jesús Gómez. A los flancos, Castro y la directora de fútbol femenino, Amparo.

Irina Dmitrukha, con gafas, entre Blázquez y Jesús Gómez. A los flancos, Castro y la directora de fútbol femenino, Amparo. / Sevilla FC

La entrada de capital externo en el accionariado del Sevilla no se circunscribe a Sevillistas Unidos 2020, la sociedad creada con fondo americano que ya controla el 6,28% de la sociedad y que tiene a un representante en el consejo de administración.

Al calor y a la promesa de una futura venta han llegado algunos inversores y particulares cuando menos pintorescos que se han convertido en accionistas a título individual, como por ejemplo Irina Dmitrukha, de nacionalidad rusa y con domicilio en Madrid y que cuelga en redes sociales fotografías propias sentada en el banquillo del Santiago Bernabéu. O John D. I. C., un constructor colombiano que tampoco ha dudado en invertir una fuerte suma de dinero en acciones del Sevilla. Y a mucho más volumen, el agente de futbolistas José Rodríguez Baster, Rodri, dueño de Promoesport, que tiene a nombre de una sociedad llamada Lording 1.260 acciones, lo que supone cerca de millón y medio de euros invertidos en el club.

Pero puede ser llamativo el caso de Irina Dmitrukha, aunque si se explica que se trata de la esposa de Andrés Blázquez, el representante de Sevillistas Unidos 2020, ya empieza a entenderse la situación. En los primeros contratos de apoderamiento de Bázquez con Nutmeg Adquisition SLL existía una cáusula en la que éste tenía la función de comprar acciones para esta sociedad y el pago de sus comisiones, pero no podía entrar en competencia con su mandatario, es decir, no podía aprovechar y comprar para él. Sí lo hizo en cambio a través de una sociedad, Providence Group, de la que tiene la propiedad del 95%, siendo el 5% restante de Irina. En 2017, justo antes de la Junta de Accionistas, Providence adquirió 22 acciones, pero un año después, en plena carrera emprendida por los máximos accionistas por hacerse de títulos y más títulos y cuando se pagaban a 1.500 ó 1.600 euros por acción Irina adquirió 101 acciones.

Esta operación hizo que el matrimonio Blázquez gastara un importante pellizco de sus ahorros familiares, unos 150.000 euros, para comprar acciones del Sevilla, probablemente con vistas a una venta que iba a triplicar o cuadriplicar lo invertido y que no se ha producido.

Irina ha acudido un par de veces a partidos del Sevilla Femenino acompañada por su marido, Andrés Blázquez, y en alguna ocasión junto al presidente del Sevilla, José Castro. De hecho, una fotografía en Cornellá en un Espanyol-Sevilla fue publicada incluso por la cuenta oficial de Twitter del club nervionense en su sección femenina.En el caso del constructor colombiano, John D. I. C., éste es poseedor de un paquete de 130 acciones del Sevilla, extraño para un inversor que reside y que tiene todo su volumen de negocios en Cartagena de Indias.

En lo que se refiere a Rodri, dueño de Promoesport, puede entenderse que su vinculación con el fútbol lo anime a entrar en el accionariado de un club como el Sevilla, pero sí sorprende lo fuerte de su inversión para obtener apenas un 1% del capital social (1.260 acciones). Su vinculación con Del Nido es conocida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios